Columnas y Opiniones

03.08.2017 | La Tercera

Divisiones de América Latina

Jorge Sanz J.

Académico de la Facultad de Gobierno

La crisis de Venezuela da cuenta de la debilidad de las instituciones internacionales y las declaraciones de los dirigentes evidencian la división ideológica que impera en las relaciones interestatales. La evidencia de lo que sucede en Venezuela es de tal magnitud que se ha pensado incluso denominarla desastre humanitario. Sin embargo, el clientelismo desarrollado por Chávez en la buena época del petróleo, despertó lealtades que hoy impiden el ejercicio de las escasas herramientas que posee Latinoamérica para intervenir. Mientras, la represión a la oposición alcanza más de 100 muertos, en tanto la inflación desatada y el desabastecimiento han hecho perder peso a la población.

La ruptura del estado de derecho pa­ra afe­rrar­se al po­der a par­tir de fuer­zas ar­ma­das po­li­ti­za­das es la con­ti­nua­ción de un es­que­ma que se im­pu­so en Amé­ri­ca La­ti­na con el nom­bre de so­cia­lis­mo del si­glo XXI, y que par­tía con la re­no­va­ción de las cons­ti­tu­cio­nes pa­ra im­plan­tar mo­de­los to­ta­li­ta­rios. Los ejemplos son coin­ci­den­tes con el tono de las de­cla­ra­cio­nes de di­ri­gen­tes com­pro­me­ti­dos con los fa­vo­res de Chá­vez.

El gol­pe de Ma­du­ro y el tér­mino del es­ta­do de de­re­cho en Ve­ne­zue­la son el me­jor ejem­plo de la in­ca­pa­ci­dad de las ins­ti­tu­cio­nes que nos he­mos da­do y el re­fle­jo de la di­vi­sión ideo­ló­gi­ca que im­pe­ra en Amé­ri­ca La­ti­na, y que de una u otra for­ma con­tri­bu­ye al con­flic­to, al atra­so y a la de­sigual­dad de los pue­blos.