Rector en la Prensa

¿Qué opina frente al anuncio de condonar el Crédito con Aval del Estado (CAE) al 40% más pobre de los deudores? 

Es una medida irresponsable. Esos estudiantes no son quienes más necesitan esos recursos. Si se decide gastar más en educación, hay que invertir primero en prebásica. Los jóvenes que pasan por el nivel superior están en mejores condiciones de poder pagar una deuda que los hijos de las familias más pobres de Chile. Es una constatación de cuánto poder tendrían los dirigentes de las universidades ante un eventual gobierno de Alejandro Guillier. Si se condona al 40% más pobre de deudores del CAE, van a salir a marchar los universitarios pidiendo no sólo que se perdone al 40%, sino que también al 80%.

Hay consenso en que el CAE fue una política más diseñada, ¿no es justo acaso remediar el error?

Concentrar los escasos recursos en ayudar a pagar una deuda versus mejorar las pensiones de los más pobres, la educación prebásica y básica, la situación del Sename e incluso la de las cárceles, donde la gente está en condiciones infrahumanas, me parece una demostración de que el candidato Guillier no entiende dónde hay que poner los recursos para mejorar la vida de los más necesitados.

Antes estaba la consigna de que “educarse era igual a endeudarse”, ¿sería esta medida un cambio de mirada?

La educación superior es cara y lo que el país tiene que decidir es quién la va a pagar. No me parece que lo tengan que hacer los más necesitados, y si se condona el CAE, no se va a poder gastar en cosas que son mucho más prioritarias.

¿Cómo se resuelve, entonces, el problema que viven muchas familias que están asfixiadas por este crédito?

Los estudiantes están hoy día en más condiciones de pagar, los plazos máximos están establecidos y con tasas subsidiadas. Me parece más responsable pedirles a esos egresados que paguen la deuda a dejar de gastar en otras cosas que son mucho más prioritarias. Si se quiere ayudar a los que están en peor condición, en ningún caso estos deudores estarían dentro de las primeras tres categorías.

¿Qué mensaje se le envía a los beneficiarios de un futuro crédito del Estado?

Comenzar a condonar es muy fácil, pero lamentablemente eso va a traer mucha presión de otros grupos endeudados para no pagar sus deudas. Al final los que tienen más poder de presión salen más favorecidos que los que no, como los niños del Sename.

Si años atrás se perdonó las deudas a bancos y empresas, ¿por qué no condonar a los estudiantes?

Yo insisto, las políticas que se han tomado en el pasado no pueden condicionar para siempre lo que se va a hacer en el futuro. Después de la modificación que se hizo sobre pagar hasta cierta cantidad de tiempo, indica que los deudores están en muchas mejores condiciones de enfrentar eso que aquellos que son de verdad los más pobres del país. Los más pobres de país no son los deudores del CAE, y aquí se está planteando la posibilidad de regalarles plata a chilenos que no están en la categoría de los más vulnerables.