Noticias

27.06.2007 |

Lanzamiento programa “Vive Sano”

La iniciativa busca fomentar estilos de vida saludables, así como prevenir y reducir el sobrepeso y obesidad en escolares, profesores y apoderados de escuelas municipales.

Con la presencia de 500 niños de Estación Central y de su alcalde, Gustavo Hasbún, se lanzó oficialmente el programa “Vive Sano”, una iniciativa de la Carrera de Nutrición y Dietética de la Facultad de Medicina de la Clínica Alemana – Universidad del Desarrollo, Fundación Banmédica, Sodhexo Pass y la Municipalidad de Estación Central.
 
El programa busca concienciar, motivar y educar en hábitos alimentarios saludables mediante charlas, talleres, actividades en terreno, material educativo escrito, diario mural y otros, a los alumnos, su grupo familiar y al cuerpo de docentes de los colegios.
 
Además, "Vive Sano" quiere orientar a los servicios de alimentación institucional en técnicas para mejorar la calidad nutricional de su servicio. Junto con ello se busca incrementar el nivel de actividad física de los alumnos, quienes serán reevaluados semestralmente o de acuerdo a su calendario escolar.
 
La “intervención” de 24 meses beneficiará a más de 300 niños de las escuelas D- 277 Japón y D- 260 Profesor Ramón del Río, a través de acciones que promuevan modificaciones en sus conductas e impacten su salud y la de su grupo familiar. Los especialistas aseguran que es imprescindible educar no sólo a los niños sino que también a los padres, apoderados y profesores, ya que este grupo constituye modelos para los más pequeños.
 
 
Cifras de obesidad en Chile:

– Según cifras actuales el 2010 Chile tendrá 4,3 millones de personas obesas, de los cuales 2,7 millones corresponderán a adultos, 1,2 millones a niños y 324 mil a adultos mayores. Sumado a la población con sobrepeso, equivalente a 4,6 millones, se alcanzaría un total de nueve millones.

– 18,5% de los niños chilenos de primero básico, en promedio, es obeso y en ciudades más australes este aumenta a 27%.

El gasto en salud en el adulto mayor podría cuadruplicarse y pasar de casi $ 500 mil millones en 2002 a cerca de $ 2 billones en 2020. Un porcentaje importante de este gasto está relacionado con el tratamiento de patologías que podrían prevenirse desde la infancia. 

Fotos