Noticias

01.10.2007 |

Mario Kreutzberger en la UDD

La responsabilidad social de los comunicadores fue el tema de la conferencia que “Don Francisco” dictó a los alumnos de la Facultad de Comunicaciones.

“Una vez, en los inicios de Sábado Gigante, pedí en un concurso que trajeran el árbol más grande. Llegaron 250 árboles, todos arrancados del Cerro San Cristóbal…” Con este ejemplo grafica Mario Kreutzberger la responsabilidad social que tienen los comunicadores y los alcances que ésta puede abarcar.

“Don Francisco”, el presentador de televisión más importante de la historia de los medios de comunicación de habla hispana, se reunió con los alumnos de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Desarrollo para conversar sobre este tema en un encuentro en el que además, aprovechó de invitar a los jóvenes a participar activamente en la Teletón 2007.
Poseedor de una “Estrella de la Fama” en Hollywood, Kreutzberger se refirió a sus inicios en la TV, cómo se levantó varias veces del fracaso gracias a una virtud que él considera esencial: la perseverancia.

“Uno jamás decir que me fue mal porque tuve ‘mala suerte’. La suerte hay que buscarla hasta encontrarla, lo que puede ocurrir en cualquier etapa de la vida” explicó el conductor del legendario programa de TV “Sábado Gigante”, transmitido hoy en 44 países del mundo.
Respecto a los cambios que ha experimentado la televisión en los casi 50 años que lleva trabajando en este medio, dijo que “la televisión ha cambiado tal como las personas han cambiado. Todo lo que imaginé ya ha sido superado. Hoy la TV salió de la TV, adquiriendo un formato mucho más interactivo con las personas”, indicó.

Otro aspecto que destacó ante los más de 150 alumnos presentes en el encuentro, fue “tener siempre un proyecto pendiente. Lo contrario es como colgar el alma”, explicó.
Su idea de crear la Teletón, “lo más importante que he hecho en mi vida”, nació en uno de sus viajes, cuando vio un niño amarrado a una higuera y  sintió el compromiso de solidarizar con él. “Y valió la pena. En estos 29 años hemos atendido a 50 mil niños, hemos creado 10 institutos a lo largo de Chile y hemos cambiado el concepto que tenía la gente de la discapacidad”, señala con orgullo el embajador de la UNICEF y funcionario más antiguo de Canal 13.

“Creo y tengo fe en cada una de las cosas que hago. En ellas es esencial la pasión”, terminó diciendo Mario Kreutzberger, quien ha sido galardonado con más de ochocientos premios y distinciones a lo largo de sus 66 años.