Noticias

02.04.2008 |

Mario Docci dictó charla sobre cúpula de San Pedro

El destacado arquitecto italiano compartió con alumnos y autoridades las características de la Basílica de San Pedro en Roma y los desafíos que enfrentaron los artistas durante su construcción.

El pasado 18 de marzo el destacado docente Italiano Mario Docci, profesor de la Universidad de Sapienza en Roma, asistió, en su primera venida a Chile, a la sede de Concepción a realizar la charla “Cúpula de San Pedro”.
 
El auditorio estaba totalmente lleno de audiencia -entre ellos alumnos de arquitectura, diseño y miembros de la colonia italiana en Concepción-  ambiente en el que se discutió, por más de dos horas, sobre los diferentes desafíos estructurales y arquitectónicos que se enfrentaron para llevar a cabo su construcción, los que finalmente se plasmaron en esta deslumbrante obra de la arquitectura mundial. 
 
Además, el director del Departamento de Relieve, Análisis, Diseño del Ambiente y de la Arquitectura de la Universidad de Sapienza, Roma; recorrió toda la Sede en compañía del decano de la Facultad de Arquitectura Víctor Lobos, quien fue su anfitrión en esta visita. “Noté a todos los alumnos muy entusiastas, lo que me pone muy contento”, recalcó la destacada visita.
 
Durante la oportunidad, el profesor Docci expuso sus conocimientos sobre la Basílica de San Pedro en el Vaticano, que demoró 120 años en ser construida. Específicamente, se refirió a la cúpula, terminada 24 años después de la muerte de Miguel Ángel (el encargado de realizarla) y bajo el diseño definitivo de los arquitectos  Doménico Fontana y Giácomo Della Porta. 
 
Según Verena Rudloff, Directora de la Carrera en Concepción, esta charla se enmarca dentro del esfuerzo de la Facultad de Arquitectura por potenciar el intercambio académico con referentes internacionales de alta calidad, como es la reconocida Universidad de Sapienza en Roma.
 
El profesor Docci coincidió, destacando que este tipo de instancias también sirve para el intercambio de experiencias de vida, lo que a la larga ayuda a establecer un mayor interés por otras realidades y países. “Quiero enfatizar que la base de la educación está en alentar a los alumnos a interesarse por otras culturas, eso aporta al desarrollo del conocimiento, es una buena cosa”.
 
Además, el arquitecto italiano, cree que con este tipo de exposiciones, se potencia la posibilidad de intercambios estudiantiles. “Estoy feliz, espero que muchos alumnos de la UDD tengan la oportunidad de algún día viajar a Roma”, finalizó el académico.