Noticias

17.03.2010 |

Odontología y Kinesiología ayudan gratuitamente en Concepción

Con asistencia kinésica respiratoria y atención odontológica de urgencia, la Facultad de Odontología apoya a la comunidad afectada tras el terremoto.

Alumnos y docentes de la Facultad de Odontología de Concepción de la UDD están atendiendo gratuitamente a pacientes crónicos que padecen complicaciones respiratorias y urgencias odontológicas, prestaciones que han quedado en segundo plano tras la emergencia del terremoto del 27 de febrero. La ayuda se está realizando en terreno, en la comuna de Dichato, y en el Edificio de Salud de la UDD en Concepción.

Durante ya cuatro  días, un grupo de internos de kinesiología está entregando atención kinésica respiratoria como el uso correcto de inhaladores de dosis medida, autocuidado de salud en situación crítica, diagnóstico y derivación de enfermedades respiratorias, entre otras.

“Con nuestra presencia las personas ya sienten un alivio. Estas familias lo perdieron todo y el temor aún los acompaña. Los cuidados de salud son mínimos y sus necesidades son infinitas”, explicó Rafael Ruiz, interno de Kinesiología.

Este voluntario junto a sus compañeros Jaime Sepúlveda, Javier Barrenechea, Cecilia Ramos y Javiera Contesse están atendiendo a una población de  más de 300 familias de los campamentos ubicados en los cerros de Dichato. “Estamos previniendo y enseñando a afrontar el invierno que no tardará en llegar”, aseguró Patricio Pincheira, docente de la carrera y coordinador de esta iniciativa.

Los docentes de la carrera de Odontología también decidieron organizarse para apoyar a la comunidad. Desde el lunes 15 de marzo están atendiendo sin costo urgencias como dolores y extracciones de piezas dentarias, en la Clínica de la Facultad de Odontología (Barros Arana 1735), todos los días desde las 10 y hasta las 14:00 horas. La actividad es dirigida por las doctoras Macarena Álvarez y Beatriz González.

En tanto, los alumnos de Nutrición y Dietética y de Enfermería están colaborando activamente en instituciones como Conin, y el Centro de Tratamiento y Diagnóstico Arrullo del Sename, entre otros. Ya sea con campañas de ayuda, entregando sus conocimientos de salud o simplemente asistiendo al poco personal de estos lugares, la idea aseguran es aportar con un “granito de arena” a levantar la ciudad y el ánimo de los menores.