Noticias

11.05.2010 |

Las empresas familiares chilenas son más rentables

Esta es la principal conclusión de un estudio realizado por los profesores Claudio Bonilla y Jean Sepúlveda y publicado en el Journal ISI, “Family Business Review”.

Jean Sepúlveda

Las empresas chilenas controladas por grupos familiares son más rentables, aún ajustando por riesgo. Así lo reveló el paper titulado Family Ownership and Firm Performance in Chile: A Note on Martinez et al.’s Evidence realizado por los docentes de la Facultad de Economía y Negocios, Claudio Bonilla y Jean Sepúlveda. La investigación aparece publicada en el prestigioso journal ISI Family Business Review en su edición de Junio del 2010.

Dentro de las razones que explican la mayor rentabilidad de las empresas familiares está el rol que cumple ésta en la administración. “En Estados Unidos, por ejemplo, la propiedad de una compañía está más atomizada, hay muchos dueños y el control es ejercido por el gerente general, la administración y no los propietarios. En cambio, en Chile los dueños pueden ejercer mayor control”, dijo Bonilla. Lo anterior, se ve corroborado por el estudio. “Los miembros de la familia están más motivados y comprometidos con la empresa por la conexión de la familia, que inspira un sentimiento de lealtad”.

Claudio Bonilla

Otro factor de éxito es la “calidad del marco institucional y las mejoras en la reglamentación del mercado de capitales introducidas en los últimos 20 años, que dificultan la extracción del valor de los accionistas minoritarios”, detalló el informe.

Según la publicación, las firmas chilenas tienen menor riesgo gracias a la calidad de sus administraciones. Bonilla aseguró que “hay un prejuicio de que en las compañías familiares hay gente poco preparada en la administración, pero en las empresas chilenas eso no ocurre, porque es muy probable que muchos miembros de familias propietarias hayan asistido a las mejores escuelas y universidades”.

Sobre el estudio

El estudio, conducido por Bonilla y Jean Sepúlveda, junto a Mariela Carvajal, docente de la Universidad de Chile, tomó como ejemplo las firmas que se transaron en la Bolsa entre 1998 y 2007, y consideró a aquellas cuya propiedad está en gran parte en manos de familias o donde el control es ejercido por un grupo familiar.