Noticias

11.08.2010 |

Dra. Paulina de la Jara: “Trabajar con niños fue amor a primera vista”

La odontopediatra nos cuenta su experiencia como tutora en la Clínica Odontológica UDD.

Casi de forma casual ingresó a Odontología. Sólo sabía que su área era la salud, pero una jornada de casa abierta en la Universidad de Concepción la motivó a optar por su profesión. El 2005 llegó a la Universidad del Desarrollo a realizar su especialidad en odontopediatría y hace dos años se desempeña como instructora en la clínica dental. Su carisma y su entrega a los alumnos la llevaron a ser electa por los propios estudiantes como la mejor docente del año 2009. Actualmente cursa el Magister en Educación Superior en nuestra casa de estudios.

¿Qué significa ser tutor de clínica, como desafío y como aporte al proyecto UDD?


Para mi ser tutor clínico significa una gran responsabilidad profesional y personal, ya que al no tener una gran carrera docente con respecto a tiempo y la experiencia, asumo como desafío el ser un real aporte para los alumnos.
Además siendo tutor, tengo un contacto muy cercano con los estudiantes. El trabajo en clínica es muy personalizado y uno como educadora debe entregarse por entero al servicio de los alumnos para conseguir que logren los objetivos y ellos saben que pueden contar conmigo y con todos mis colegas para llegar más lejos y destacarse en todas las aéreas de la carrera.
Mi gran anhelo es aportar a ellos con mi experiencia clínica de la mejor forma posible, de una manera basada en conocimientos concretos en docencia universitaria y lo más importante  contribuir con el modelo educativo de la  UDD.

¿Qué significó haber sido electa mejor docente de la clínica y por qué crees que obtuviste ese reconocimiento?


Ser electa como mejor docente en clínica, aparte de lo grato de la noticia, significó y  sigue siendo, un gran desafío para mi, para mi labor como docente universitaria.

¿Qué significa para ti la docencia?

Mi madre es profesora y en ella reconozco un modelo a seguir como educadora, ya que ella eligió su profesión por vocación y siempre lo ha demostrado a sus pares, alumnos y familia. Ella es la que me motivó a perfeccionar el área docente independiente de mi carrera de odontóloga.
¿Cuál es tu percepción sobre los alumnos y odontólogos egresados de nuestra Universidad?


Son profesionales con una formación que incluye las competencias propias de un odontólogo, fundamentalmente enfocados al trato ético de sus pacientes, a potenciar el trabajo en equipo y a fomentar su compromiso social con la comunidad.
Por eso, en sus lugares de trabajo e internado nuestros alumnos son muy bien considerados. Los ven como dentistas muy cercanos y humanizados.

¿Cómo ves enfocado el compromiso social de los alumnos de la carrera?


Su compromiso está enfocado a la promoción y educación en salud bucal que realizan en la comunidad cuando están realizando sus internados asistenciales, también a la no discriminación de los pacientes, al compromiso que adquieren con ellos desde el punto de vista profesional y afectivo basando la relación en el respeto y la comunicación.
¿Qué valor le asignas a la infraestructura y tecnología que posee la facultad?
Comparándola con mi experiencia creo que nuestros alumnos están muy aventajados por la excelente  infraestructura y tecnología que manejan debido a que es que ellos pueden construir su propio aprendizaje practicando desde sus primeros años de carrera.

¿Qué te motivó a continuar tus estudios con un Magister en Educación Superior?


La  docencia para mí no es sólo un entregar contenidos a los alumnos por que sí, es una gran responsabilidad y como tal me propuse perfeccionarme y estoy feliz con la decisión que tomé considerando que es un desafío enorme estudiar algo que se aleja mucho de los aspectos técnicos de mi profesión.

¿Por qué elegiste odontopediatría como tu especialidad?


La decisión la tomé cuando empecé a trabajar con niños durante la formación de pre grado. Fue amor a primera vista y cada día me he ido maravillando más con esta área. Además poder enseñar a mis alumno el trabajo con los pequeños es algo que va más allá de las técnicas odontológicas, tiene también mucho que ver con el trato especial que requieren.