Noticias

03.11.2010 |

Start-Up Café: una nueva fórmula para emprender

Los invitados fueron el israelí Amit Aharoni y el francés Nicolás Meunier, ambos egresados de la Universidad de Stanford.

Con el objetivo de  compartir y aprender de la experiencia de emprendedores extranjeros, la Universidad del Desarroll organizó un encuentro de conversación abierta llamado Start-Up Café, haciendo alusión a la primera fase del proceso de incubación de UDD Ventures, la incubadora de negocios de la UDD.

El encuentro se realizó con los primeros emprendedores que llegaron a Chile por el Programa Start-Up Chile, iniciativa del Ministerio de Economía cuyo objetivo es traer talento extranjero para impulsar el entorno de emprendimiento en nuestro país, fomentando la creación de ideas y nuevos negocios y, de esta manera, estrechar lazos entre emprendedores extranjeros y nacionales.

Los invitados fueron el israelí Amit Aharoni y el francés Nicolás Meunier, ambos son egresados de la Universidad de Stanford y juntos están desarrollando un servicio web que une todas las compañías de crucero en un sólo lugar facilitando así la elección y  compra por parte del consumidor final.

En la actividad que se realizó el miércoles 3 de noviembre, los emprendedores destacaron que la clave del éxito para emprender es la pasión por lo que uno hace y atreverse a empezar. “Cuanto antes pruebes, más rápido recibirás feedback y así podrás mejorar y adelantarte a la competencia”, señaló Amit Aharoni.

El encuentro “Start-Up Café : Energízate con nuevas ideas”, fue moderado por el decano de la Facultad de Economía y Negocios, Rodrigo Castro y por la directora de la incubadora de negocios UDD Ventures, Carolina Comandary.

Sobre los emprendedores

En  julio llegaron  los primeros emprendedores desde EE.UU. – Aharoni y Meunier- fruto del programa Start Up Chile del Ministerio de Economía, y que apunta a ofrecer las mejores condiciones a decenas de innovadores de talla mundial para que materialicen proyectos en Chile.

El objetivo central de este plan piloto es traer talentos de Silicon Valley. Para ello, la cartera liderada por Fontaine -quien viajó al centro tecnológico- fijó como meta reclutar un mínimo de 25 emprendedores para que se instalen por seis meses en el país a armar sus proyectos.

Para materializar las iniciativas se les entregará pasaje, visa de residencia temporal y unos US$ 40 mil ($20 millones) por emprendedor para que inicien sus proyectos, recluten gente, armen equipos de desarrollo, levanten capital con fondos de inversión local y hagan su test inicial. Si los resultados son positivos, estos innovadores podrán volver a Silicon Valley a levantar capital. Los fondos de este plan vienen del programa Innova de Corfo.