Noticias

20.12.2010 |

Facultad de Medicina CAS – UDD titula a tercera generación de médicos

En la ceremonia se entregó el premio Universidad del Desarrollo al mejor alumno de la promoción: Manuel Figueroa Giralt.

Un grupo de 54 alumnos, correspondiente a la tercera generación de médicos de la Facultad de Medicina Clínica Alemana – Universidad del Desarrollo, recibieron sus diplomas profesionales. Esta promoción estuvo marcada por los hechos que sacudieron al país, especialmente por el terremoto y posterior tsunami, donde la Facultad tuvo una importante participación en el apoyo a los afectados en el sur del país.

El inicio de la ceremonia, que se efectuó el jueves 16 de diciembre, estuvo a cargo del doctor Pablo Vial, decano de la Facultad de Medicina, quien saludó a los nuevos profesionales. “A lo largo de la carrera se han caracterizado por su curiosidad, afán por descubrir y conocer. Son creíbles, dan confianza. Unánimemente los pacientes, profesores, directivos se han sentido orgullosos de haber recibido y compartido los dones de jóvenes que saben entregar lo mejor de sí mismos”, les dijo.

Al finalizar, les dio algunos consejos para el futuro: “Sigan siendo únicos, personas interesantes, líderes que inspiren con la mente abierta, la palabra justa y el corazón generoso”, agregó.

Las palabras del decano dieron paso a la entrega de diplomas y al premio Universidad del Desarrollo, otorgado al mejor alumno de la promoción: Manuel Figueroa Giralt.

Por su parte, el doctor Pablo Rodríguez, presidente del Colegio Médico de Chile, encabezó la lectura del Juramento Hipocrático. “Todo lo que vea y oiga en el ejercicio de mi profesión, y todo lo que supiere acerca de la vida de alguien, si es cosa que no debe ser divulgada, lo callaré y lo guardaré con secreto inviolable”, juraron los titulados.

Para finalizar, y en representación de sus compañeros, Hugo Valenzuela y Diego Villagrán se dirigieron a sus familiares, amigos, docentes y autoridades que, entre emoción y risas, escucharon con atención. Ambos realizaron una cronología de lo que fueron sus siete años de carrera: los primeros encuentros, la primera vez que usaron delantal blanco y lo difícil que fueron los internados en el Hospital Padre Hurtado, principal campo clínico de la Facultad de Medicina.