Noticias

23.08.2011 | ,

Publicidad UDD celebra sus 10 años de vida

El psiquiatra y dramaturgo Marco Antonio de la Parra y los destacados publicistas Raúl Menjíbar y Rodrigo Figueroa analizaron los cambios de la última década.

 

“Diez años, cómo hemos cambiado”, fue el tema de las tres conferencias organizadas por la Escuela de Publicidad UDD para celebrar su décimo aniversario.

Una mañana en la que los alumnos de la carrera pudieron compartir con invitados como el reconocido psiquiatra, escritor y dramaturgo, Marco Antonio de la Parra; el presidente de la Agencia Lowe Porta e ícono de la publicidad chilena, Raúl Menjíbar; y el premiado publicista argentino, fundador de la Agencia Fire Advertainment, Rodrigo Figueroa.

Los tres, desde sus particulares miradas, recorrieron estos diez años vividos, con todos los cambios que ha sufrido la sociedad y, en concreto, los consumidores y creadores de publicidad.

“Estamos convertidos en la ciudad de la furia”, dijo Marco Antonio de la Parra recordando a Gustavo Cerati y a los diversos movimientos sociales y políticos que se están produciendo en el país, quien recorrió los hechos acontecidos en la última década que han afectado a nuestra sociedad hasta hoy. De la Parra partió con la caída de las Torres Gemelas, analizó los cambios en las distintas economías mundiales y se refirió a cómo ha cambiado el consumidor “bobo” de publicidad hasta convertirse en un comprador de “experiencias”.

De la Parra revisó las historias de Spiniak, Lavandero y Colonia Dignidad. Recordó al Chino Ríos y “su carácter insoportable”; los cambios vividos con Michelle Bachelet y el “país ingobernable que recibió Sebastián Piñera, quien debió pensar antes que una nación no se maneja como una empresa”.

A los alumnos los llamó a “hacerse cargo de un mundo fatal, de un país que sufre y vive angustiado. Quiero que se ocupen, no que se preocupen, que sean líderes proactivos, que despierten la confianza, la esperanza y la fe en la gente”, terminó diciendo.

Luego, fue el turno de Raúl Menjíbar, quien fundó una de las agencias más reconocidas a nivel internacional: Lowe Porta.

“Cuenta regresiva” fue el nombre del video con que Menjíbar inició su presentación, el que mostró cómo la publicidad es considerada hoy como una profesión “penca, flaite, chanta, fome. Lo que más me duele es que nos digan que somos fomes, porque eso hiere el corazón”.  ¿Cómo romper esta barrera? “Siendo estúpidos”, dijo Menjíbar, mostrando la  campaña publicitaria de la marca Diesel, que llama a “ser estúpidos. Los inteligentes escuchan a la cabeza; los estúpidos escuchan al corazón”, resaltó el publicista, citando ejemplos de “estúpidos que han sido reconocidos por sus estupideces, como Steven Spielberg, Andy Warhol, John Lenon, Michael Jackson, entre muchos otros”.

Menjíbar finalizó llamando a los alumnos a “ser estúpidos, a pasarlo bien en esta profesión. Hablo fuerte porque sé que en esta sala hay semillas…“

El destacado publicista argentino, Rodrigo Figueroa,  recorrió ejemplos de cómo hemos cambiado y  cómo los productos se convirtieron en objetos de deseo: “como Manhattan se volvió un centro comercial sin techo ni aire acondicionado o cómo llegamos a considerar que David Beckham es tan futbolista como estrella de cine”.

Figueroa mostró varios ejemplos de marcas exitosas que no se han conformado sólo con ser productos, por ejemplo, en el caso de Adidas que  creó en Berlín un edificio corporativo que de noche se transforma en discoteque.

El argentino recordó al periodista argentino Jorge Lanata, quien con su diario Página 12, le abrió los ojos a muchos a lo que quería la gente.”Lanata fue quien inspiró a los publicistas argentinos a hacer cosas distintas”, indicó.

“A los chilenos les falta desestructurarse”, dijo Figueroa. “Para ser publicista hay que ser inquieto, hay que estar en los detalles, mirarlo todo”, terminó diciendo.