Noticias

09.08.2012 |

La experiencia de participar en Trabajos Voluntarios

Durante 10 días, cerca de 350 estudiantes de distintas carreras participaron, como cada invierno, en Trabajos Voluntarios y Misión Construcción Huella.

“Los trabajos voluntarios son una experiencia tremendamente enriquecedora. No son sólo construir una mediagua para una familia necesitada, es mucho más que eso. Se trabaja con las familias de escasos recursos a través de distintos talleres y se les entrega una solución integral a sus problemas”, así explica Fernando Jimenez, estudiante de Diseño Gráfico, lo que significa para él participar en los Trabajos Voluntarios que organiza la Subdirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) de la Universidad del Desarrollo.

Fernando fue el coordinador general de los trabajos que se realizaron durante las pasadas vacaciones de invierno, en el campamento Rinconada de Manantiales y los sectores de La Tuna y La Dehesa (VI región).

En esta oportunidad, los más de 150 jóvenes que colaboraron, construyeron 7 mediaguas y 14 unidades sanitarias de emergencia. Se realizó también una intervención de salud donde participaron estudiantes de Odontología, Kinesiología  y Nutrición, apoyados por  profesores de la UDD, quienes atendieron a pacientes con problemas dentales y otros postrados, lo que significó una importante disminución en la lista de espera para el consultorio de Placilla.

Por otro lado, los habitantes de estas localidades pudieron participar en un taller de emprendimiento, a través del cuál se les enseñó a comercializar mermeladas y conservas.

Huella

Con el lema “Alegres en la fe, somos testigos del amor de Cristo”, un grupo de más de 70 alumnos de la sede Santiago se trasladaron a La Chimba (IV Región) para realizar Misiones (Programa Huella). La primera actividad fue la procesión de la Virgen del Carmen, lo que dio inicio a la construcción de una capilla. También efectuaron diferentes talleres para niños, adolescentes y adultos y visitaron los hogares de las familias del lugar.

Por su parte, cerca de 100 estudiantes de la sede Concepción viajaron a las zonas de Quilacoya y Unihue para participar en la primera versión de invierno de Misiones, donde compartieron con las familias y llevaron la palabra de Cristo a sus casas. Además, realizaron obras de reparación del salón parroquial de Quilacoya y construyeron una sala multiuso al costado de la capilla de Unihue.