Noticias

20.08.2012 |

Seminario “Jóvenes y el Chile del futuro”

En la actividad sobre proyección política del país y liderazgo juvenil participaron destacados políticos, ante una audiencia de estudiantes de secundaria en la UDD.

“Jóvenes y Chile del futuro” se tituló el seminario, organizado por la Subdirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) de la Universidad del Desarrollo, que reunió a destacados políticos y expositores dedicados al servicio público con  líderes estudiantiles de enseñanza media para traspasar su compartir sus experiencias.

El rector de la UDD, Federico Valdés, introdujo el encuentro efectuado el viernes 17 de agosto en el campus Las Condes, destacando la participación de profesionales dedicados al servicio público, con el objetivo de hacer de Chile un país mejor y más justo.

El primer panel “Proyecto y visión de Chile para las próximas décadas”, fue moderado por el decano de la Facultad de Gobierno UDD, Eugenio Guzmán, y estuvo compuesto por Claudio Orrego (Alcalde de Peñalolén y precandidato presidencial), Ernesto Silva (Diputado UDI), Felipe Kast (Delegado Presidencial para Campamentos), Marco Enríquez-Ominami (Presidente del Movimiento Progresista) y Ricardo Lagos Weber (Senador PPD).

La discusión se centró en el interés de los jóvenes en la política, su descontento y lo poco representados que se sienten con la actual clase política. También los expositores conversaron sobre la incertidumbre de los candidatos frente a la nueva ley de inscripción automática.

Respecto a la nueva visión país de descontento y protestas, Felipe Kast y Ernesto Silva hicieron un llamado a mantenerse positivos “No hay que partir de cero. Uno puede ser crítico, pero a la vez propositivo”, enfatizó Kast.

Ricardo Lagos Weber dijo que “se agotó Chile desde sus instituciones públicas y se necesita apoyo para hacer los cambios”,  a lo que Enríquez-Ominami  agregó que “no estoy en ruptura con lo que se ha hecho, pero tampoco conforme, porque para mí ha sido insuficiente”.

Los panelistas hicieron un llamado urgente a los estudiantes presentes, a participar activamente en política. Claudio Orrego se dirigió a los jóvenes invitándolos a cambiar las desigualdades del país desde la política.

El segundo panel “Liderazgo juvenil, la clave para el impulso al desarrollo”, fue moderado por Álvaro Vial, subdirector de la Dirección de Asuntos Estudiantiles UDD, y los panelistas invitados fueron: Cristóbal Bellolio (profesor UAI y miembro de Red Liberal), María José Domínguez (subdirectora de INJUV y candidata a Concejal por Vitacura), Alexander Kiwadenko (director social TECHO), Gloria de la Fuente (directora del programa político de la Fundación Chile 21) y Guillermo Ramírez (director Área de Estudios de la Fundación Jaime Guzmán).

“El sistema institucional actual, la constitución y el sistema binominal, impiden que los jóvenes entremos a la política”, argumentó Alexander Kiwadenko. Cristóbal Bellolio agregó que “lo que se está reclamando es el derecho a lo propio. Todas las generaciones tienen historias que contar, y por eso sentimos una crisis de sentirse ajeno ante la actual clase política que lleva más de 35 años gobernando bajo los temas que para ellos son importantes”.

Los exponentes hicieron un llamado a los jóvenes a cuidarse del populismo, porque con la nueva ley de inscripción automática y voto voluntario, los candidatos harán lo posible para captar al público joven. Además, argumentaron sobre la importancia de las vocaciones profesionales en el servicio público, y sobre el poder que tienen los jóvenes al ser una generación empoderada, invitándolos a ser críticos y a participar activamente del recambio.

“El 2011 quedó demostrado que los jóvenes son capaces de construir, de incidir en la agenda del país, en torno a la educación y a las políticas públicas. Han evidenciado un déficit en la política actual”, argumentó Gloria de la Fuente.

Respecto a la necesidad de motivar a los jóvenes  a que se involucren en política, Guillermo Ramírez dijo que “No hay que pararse en la idea de que Chile está mal y que no hay cómo salvarse. El mejor antídoto para el fatalismo es el espíritu crítico, porque los espacios hay que ganárselos, y el poder hay que tomárselo actuando”.