Noticias

“Derecho a Conversar” abordó la actualidad política y social de Cuba

El secretario de Relaciones Internacionales del CID, Mijail Bonito, conversó con los alumnos de la Facultad de Derecho UDD sobre la isla.

El abogado y secretario de Relaciones Internacionales del CID (Cuba Independiente y Democrática), Mijail Bonito Lovio, participó en la cuarta sesión del ciclo de charlas 2012 “Derecho a Conversar” de la Facultad de Derecho de la Universidad del Desarrollo.

 “Cuba, la encrucijada entre la revolución y la libertad” fue la temática sobre la que trató el vocero del CID en Latinoamérica, quien fue entrevistado por el profesor de Derecho de la UDD, Sergio Verdugo.

La democracia asambleísta cubana, el poder judicial orientado por el consejo de Estado, la nula participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, la economía, la educación gratuita y los medios de difusión masiva como propiedad estatal, fueron los principales temas que se abordaron en la charla.

“Se dice que los cubanos tenemos educación superior gratuita, pero esto no es real. Por haber asistido a la universidad, pasas a ser esclavo del Estado. Una vez egresados, tienes la obligación de trabajar en servicio social por 3 años. Los sueldos de los profesionales son ridículos y nadie sabe cuánto paga de impuesto. El Estado hace como que te paga y tú haces como que trabajas”, expresó el abogado.

Respecto a la economía cubana y a la relación de Cuba con Estados Unidos, el secretario del CID dijo que “hace 53 años que Cuba mantiene una guerra constante con Estados Unidos, y a pesar de eso, este país es el tercer socio comercial de la isla”. A esto agregó que “el segundo ingreso de Cuba lo ponemos los cubanos que viven lejos de Cuba. Es decir, los enemigos de la patria, mantenemos la patria. Nuestros familiares son rehenes, no pueden salir de la isla, y si dejamos de mandarles mercancía y ayuda económica, ellos no comen”.

La actividad- que se efectuó el martes 4 de septiembre, en el campus Rector Ernesto Silva Bafalluy- despertó gran interés entre los asistentes, quienes pudieron preguntarle al disidente y exiliado cubano sobre la realidad de los habitantes de la isla, la falta de libertad de expresión y sobre las proyecciones futuras de Cuba.