Noticias

 

La Asociación GEER (Geotechnical Extreme Event Reconnaisance) publicó documento que recoge las observaciones de un equipo de expertos en Ingeniería Sísmica en torno al Terremoto de Illapel de septiembre del 2015.

 

Illapel_Chile_cover_photo

 

 

En respuesta a este desastre natural, un equipo de profesionales en ingeniería sísmica y estudiantes chilenos, con el apoyo de diversos fondos CONICYT y de universidades locales, y en colaboración con la Asociación GEER, visitaron la zona afectada para documentar los efectos geotécnicos y evaluar el desempeño sísmico de la infraestructura.

El informe, editado por Gabriel Candia de la Universidad del Desarrollo junto a otros profesionales, muestra que el terremoto alcanzó una magnitud Mw8.3 y ocurrió en la principal zona de subducción, generó movimientos en la superficie con máxima aceleración de hasta 0.8 g y tendrá importantes implicaciones para otras zonas sísmicas en zonas de subducción. Detalla que caídas de roca y deslizamientos de suelo fueron observaron en la zona afectada; que las medidas de mitigación fueron efectivas en reducir el impacto de los deslizamientos, sin embargo en varios puntos de la Ruta 5 y en caminos interiores el colapso de los taludes bloqueó el tránsito. Pese a su gran magnitud, se observaron pocos casos de licuefacción y corrimientos horizontales (lateral spreading). Observaciones en terreno y análisis preliminares sugieren que los efectos de sitio contribuyeron a las altas aceleraciones registradas. Los daños relacionados con el tsunami, que alcanzó olas de hasta 9 m, también se documentan brevemente.

 

Lea el reporte completo aquí:

http://www.geerassociation.org/GEER_Post%20EQ%20Reports/Illapel_Chile_2015/GEER_Illapel_Earthquake_2015.pdf