Noticias

03.05.2016 | , ,

Consejo Experto: Reclutamiento Social

Las Redes Sociales están de moda, pero… ¿las estás utilizando para potenciarte como profesional? Acá te enseñamos a hacerlo.

RRSS

Existen diferentes canales de reclutamiento para poder llegar a la mayor y mejor cantidad de candidatos posibles. Estos son: Las redes de contacto, los portales, bolsas online y -por último, pero no menos importante- el reclutamiento social, es decir, el que se efectúa a través de redes sociales, tales como Linkedin, Facebook y Twitter.

Cada día son más las personas que aprovechan las redes sociales para su búsqueda de empleo, es por esto que el reclutamiento social es una estrategia imprescindible en las empresas, quienes aprovechan esta herramienta la cual entrega múltiples beneficios:

  • Difundir su cultura corporativa, es decir dar a conocer su misión, visión, valores, etc.
  • Llegar a los candidatos pasivos (aquellos que no se encuentran buscando trabajo pero que pueden verse igualmente tentados a ser parte de la organización que los contacta)
  • Reducir los costos del proceso de reclutamiento.
  • Tener mayor información sobre el candidato.

Es en este último punto debemos detenernos. Los reclutadores pueden obtener muchísima información sobre el candidato a través de LinkedIn por ejemplo, ya que en este sitio se puede subir un resumen de las empresas en las que se ha trabajado, herramientas que se manejan, recomendaciones de personas que han trabajado contigo o que avalan tus conocimientos, etc.

Pero, ¿qué pasa cuando se utilizan otras redes sociales para conocer intereses o preferencias personales del candidato? Debes tener en cuenta que esta es una práctica que habitualmente se usa dentro de las empresas y organizaciones. Revisar tus fotos, tus “me gusta”, tus publicaciones y tus comentarios efectuados en Facebook y/o Twitter, para saber si calzas con nuestra cultura organizacional.

Ten en cuenta que una vez que te encuentres buscando trabajo, todo lo que esté dentro de tu perfil “público” puede y será revisado por los reclutadores o jefaturas a cargo, por tanto, no publiques nada que pueda significar un riesgo para encajar en el lugar de trabajo al que estas postulando.

¿Cómo sacar provecho de LinkedIn?

Un 97 % de reclutadores usan Linkedin para encontrar candidatos y un 64% usan solamente Linkedin para reclutar; estos porcentajes nos dan una idea de la importancia de tener un perfil bien diseñado y bien optimizado en esta red profesional.

Muchas veces escuchamos de personas que tienen LinkedIn pero nunca se les ha contactado a través de este canal para coordinar entrevistas. ¿Qué puede estar pasando?

Hay 5 razones de por qué los reclutadores no están visitando tu perfil:

  1. No estás conectado a empresas y head hunters: Como te mencionábamos al inicio de este artículo, la gran mayoría de las empresas y head hunters cuenta con esta herramienta de reclutamiento, por lo que debes agregarlos, buscar a quienes estén encargados de reclutar y hacerlos parte de tu red de contactos. Esto es hacer Nertworking.
  2. No cuentas con foto en tu perfil: A diferencia de tu CV, donde puedes elegir entre tener o no tener foto personal, en LinkedIn tener una cuenta sin fotografía, es como tener un perfil sin terminar, e indica que no utilizas la herramienta, dejadez, etc. Tu perfil de LinkedIn debe tener foto y esta, en lo posible, debe ser acorde a la búsqueda de empleo, es decir, no cualquier foto.
  3. Tienes un título aburrido y genérico: El título y el resumen de presentación que se hacen en LinkedIn son más importantes de lo que podrían parecer. Debes buscar un título que llame la atención y en el extracto agregar competencias, intereses y objetivos. Ejemplo. Ingeniero Comercial de la Universidad del Desarrollo con 5 años de experiencia en área comercial y ventas. Profesional bilingüe con estudios de post grado en Marketing en el extranjero. Altamente creativo, eficiente y persistente, capaz de crear, organizar e integrarse, logrando generar un trabajo en equipo eficiente. Interés en desempeñar un rol que aporte a la estrategia de la empresa y al desarrollo de las personas.
  4. Tú perfil carece de las palabras claves: Al momento de reclutar utilizamos los filtros de búsqueda, por lo que si en tu extracto o resumen de presentación, no fuiste claro respecto al profesional que eres, no aparecerás en mis filtros. Debes pensar muy bien en cuáles son las palabras claves que te definen y agregarlas en tu resumen de presentación.
  5. Tú perfil no es público, o algunas partes de él no lo son: A diferencia de otras redes sociales, como Facebook, con LinkedIn queremos que todo nuestro perfil sea público, para llegar a la mayor cantidad de reclutadores posibles, es por esto que debes configurar tu privacidad de tal manera que todos puedan encontrarte.

 

Bárbara Zeiser D.

Psicóloga Coordinadora Empleabilidad – Alumni UDD

Mail: bzeiser@udd.cl