Noticias

18.07.2016 |

Investigador UDD presenta su estudio con células madre en Italia y Singapur

El doctor Daniel Rojo, del Centro de Medicina Regenerativa, expuso su trabajo sobre el efecto de un derivado acelular en las adherencias peritoneales.

El Congreso Anual de la Sociedad de Terapia Celular, en Singapur, y el Congreso de la Sociedad Europea de Cirujanos, en Italia, fueron los encuentros a los que asistió el doctor Daniel Rojo, investigador del Centro de Medicina Regenerativa de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, con el objetivo de presentar los avances de su estudio sobre el efecto de un derivado de células madre mesenquimáticas en las adherencias peritoneales.

Este trabajo, que se enmarca en un proyecto Innova Corfo y que es la tesis doctoral del doctor Rojo, tiene como fin mostrar la eficacia de este producto acelular en las adherencias y sus mecanismos de acción para reducir la inflamación.

Según explica el investigador UDD, cualquier persona que se somete a una cirugía de la cavidad abdominal puede desarrollar una adherencia. Se calcula que la prevalencia de esta patología es de un 90% a un 100%.

“Esto, pues es un proceso que sucede en todas las personas, ya que luego de cualquier daño a alguna víscera, cubiertas por el peritoneo, se produce una inflamación y se secreta un exudado, destinado a cubrir la herida. Luego de eso, esta especie de coágulo que se forma puede quedar pegado a otra víscera o a la pared y cicatriza, convirtiéndose en un tejido duro y fibroso, con un alto contenido de colágeno, en un lugar donde no debiera existir”, explica el investigador.

La complicación de este proceso es que la formación de este tejido, que queda ubicado entre dos vísceras como un puente, restringe la movilidad, lo que puede generar incluso una obstrucción intestinal. “Se calcula que de todas las personas que se someten a una operación de abdomen, un 2,5% llega a hacer una obstrucción y no sólo la adherencia”, agrega.

A la fecha, se ha tratado de prevenir la formación de estas adherencias, pero no se ha logrado. Por eso la relevancia del estudio, cuyos resultados pre clínicos son positivos: “se observó una disminución tanto en las adherencias como en los marcadores de inflamación, sin interferir en el proceso de reparación propio”, finaliza el doctor Rojo.

El informe de los resultados de esta etapa pre clínica será elaborado durante el segundo semestre de 2016, para en marzo de 2017 realizar la presentación final.