Noticias

Isidora Cremaschi sobre los intercambios: “Es algo tan grande que servirá para toda la vida”

Como un desafío estudiantil y personal, Isidora Cremaschi decidió hacer un año de Ciencia Política en una pequeña ciudad de República Checa, lugar donde vivió una experiencia inolvidable. Conoce esta #HistoriaUDD.

#HistoriasUDD

Isidora Cremaschi, alumna de Ciencia Política UDD, hizo un intercambio en Hradec Krávolé, República Checa, para conocer otros puntos de vista y tener más conocimiento sobre su carrera, objetivos que se cumplieron con creces tras vivir un año en el país europeo.

Cremaschi, quien viajó gracias a una beca otorgada por la Universidad del Desarrollo, aseguró que fue una de las mejores experiencias que ha vivido, y que a pesar de que en un principio no fue fácil, recomienda en un cien por ciento el intercambio a otros alumnos.

¿Qué te motivó a hacer el intercambio?

Desde que estaba en el colegio, siempre hablé con mis padres sobre la opción de irme de intercambio y siempre me apoyaron. Además, desde el primer día de clases en la Universidad escuchaba todo este tema de los intercambios, los mails, los carteles, las charlas, etc. Por otro lado, quise de alguna forma de salir de mi zona de confort, conocer el mundo, y saber si realmente mi carrera era lo que me gustaba. Quería aprender más y crecer.

¿Cómo fue la experiencia?

La experiencia fue increíble, desde el primer momento hasta el último. Al llegar fue un poco difícil porque llegas a un lugar que nunca has estado, tienes que llegar a un departamento que será tu hogar por los próximos meses y que nunca has visto, pero poco a poco vas conociendo gente que se va convirtiendo en tu familia, con la que viajarás, saldrás de compras, etc. Gracias a mi familia de amigos allá, se me hizo todo muchísimo más fácil.

¿Qué fue lo más difícil y lo mejor durante tu estadía allá?

Con mi familia somos muy unidos, hacemos todo juntos, compartimos cada instante que podemos y si no estoy con mi familia, estoy con mis amigas, que son como otra familia de la puerta de la casa hacia fuera. Entonces, perderme momentos con ellos fue horrible, sobre todo no estar para los cumpleaños y celebraciones. Pero finalmente, esas son las cosas que de alguna forma te hacen madurar. Además, hoy en día es un poco más fácil porque tenemos redes sociales para sentir que la distancia no es tanto.

Y por lejos lo más increíble de estar allá, como lo mencioné anteriormente, es la familia de amigos que se hace allá y que hasta el día de hoy estamos en contacto.

¿Algún episodio en particular que te haya marcado?

Creo que lo que más me marcó fue llegar sola, me tomé un tren desde Praga hasta Hradec y era todo tan raro, era irme a una ciudad que nunca había ido completamente sola y con una maleta que estaba pesadísima. Llegar a ese pueblo, llegar a mi nuevo departamento con gente y nombres que nunca había escuchado antes, etc. Es en ese momento en que te das cuenta de la decisión que tomaste, que de alguna forma abandonaste tu vida en Chile para enfrentarte a esto, la que fue la mejor experiencia de mi vida.

¿Cómo fue el recibimiento de los checos?

Por lo general el checo es una persona con cero expresión facial y muy frío, pero la verdad es que las personas que están encargadas de recibirte son muy amables, siempre estuvieron ahí para ayudarme. Por otro lado, los alumnos de intercambio, como estaban todos viviendo lo mismo, siempre fueron muy amigables conmigo.

Como alumna de Ciencia Política, ¿crees que esta experiencia cambió tu visión profesional?

Unas de mis motivaciones para hacer este intercambio fue mi carrera, siempre me he querido dedicar al área internacional, pero lo quería vivir, no solo escucharlo desde una sala con un profesor y una lista de autores, sino que quería poner a prueba todo lo que sabía y abrirme para más.

Todo lo que aprendí fue increíble, aprendí muchas cosas o detalles que no sabía y que me han servido mucho para mi carrera. Para mí, en mi visión profesional me ayudó a centrarme mucho más en lo que quiero y como puedo hacerlo.

¿Cuál fue tu mayor aprendizaje de esta experiencia?

Conocerme a mí misma, aprender más de mi carrera, tener todo ese conocimiento extra que uno no aprende si no sale.

En cuanto a lo personal, aprendí que nada es imposible, aprendí a cocinar, ser ordenada con los dineros y tener más responsabilidades de casa. También enfrentarme a mis miedos, como por ejemplo, viajar sola y aprender a disfrutar esa soledad.

¿Por qué recomiendas esta experiencia a otros alumnos?

La experiencia del intercambio se lo recomiendo a ojos cerrados a otros alumnos. Es algo tan grande que servirá para toda la vida. Vas a tener amigos repartidos por todo el mundo, por lo que, si vas a alguna parte, siempre tendrás a alguien con quien salir o recorrer. Además, aprenderás a conocerte como persona (tus mañas, alegrías, que de repente adentro de la casa no se notan tanto). Y en cuanto a lo educacional, sirven un montón para ver otros puntos de vista.

¿Cómo la UDD te motivó a embarcarte en esa aventura?

La UDD siempre te da la motivación para irte, tienen muchas becas y siempre están informando al alumnado para poder realizarlas. La gente que trabaja en la oficina internacional tiene la mejor disposición para escucharte y responderte todas tus preguntas.