Noticias

En el marco del curso de Innovación Social dictado por el docente Mark Minneboo, los alumnos tuvieron que llevar a cabo un desafío propuesto por Project Everyone para presentar este 5 de septiembre en el G20 en Argentina, organizado por World’s Largest Lesson. En él se invitaba a los estudiantes a hacer un vídeo sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a través de dar respuestas a estas tres preguntas: ¿Por qué crees importante que jóvenes como tu aprendan sobre los ODS?, ¿Qué impacto ha tenido en ti aprender sobre los ODS?, ¿Qué acciones has tomado en función de los ODS, ya sea de forma individual o como comunidad educativa?

El reto se volvió más grande cuando Mark presentó los 17 ODS al curso y los alumnos no habían escuchado sobre ellos. Frente a esto, las alumnas de publicidad Isabel Enos, Antonia Ducó, Fernanda Moraga y Francisca Scolari reformularon el desafío al ver que surgía una problemática que no se estaba considerando. “Todo un curso, de muchas carreras y de distintos años, ninguno tenía idea del logo de los ODS. Hay una campaña de la ONU, con personas muy conocidas que nadie tenía idea que existía. Eso es una problemática, entonces desde ahí empezamos a desarrollar el discurso”- explica Isabel.

El producto final al que llegaron es un vídeo de 30 segundos en el cual las alumnas establecen que la responsabilidad social  es algo que se ha dejado de lado por la responsabilidad individual. “Pregúntale a cualquier persona que significa esto y no obtendrás ninguna respuesta”, haciendo alusión al logo de los 17 ODS. Declaran ser una generación que quiere cambios pero que necesitan saber cómo. Ante esto, le devuelven la interrogante a Project Everyone ¿Están listos para enseñarnos el cómo?

Esta tarea de improvisación y locura como la cuenta Mark terminó por hacer visible una realidad en la educación de los 17 ODS de la cual el grupo de líderes de 27 países presentes en el G20, no estaban al tanto. El profesor afirma que si bien hay mucha relación en lo que se está enseñando acá con respecto al mundo de allá afuera, aún hay mucho trabajo que hacer para realmente traer ese mundo para acá y por otro lado, llevar el mundo de nosotros hacia allá. “Eso fue lo que pasó, desde afuera llegó algo que incorporamos en la clase y ahí fue donde surgió esa problemática que tuvimos que comunicar el mundo de afuera, al decirles que no están haciendo su trabajo. Los ministros no esperaban ese mensaje. Eso fue lo más potente. Fue un impacto instantáneo”– dice Mark.

Para ver el vídeo de las alumnas haz click aquí.