Noticias

Alumni UDD crearon cápsulas endulzantes a base de miel

Mila es una cápsula de miel de fácil uso, transportable y limpia, creada por las alumni Consuelo Guiñez, Josefina Prieto, Edmundo Cerda y Diego Menanteaux, con el fin de potenciar el consumo de este saludable alimento.

Consuelo Guiñez, Josefina Prieto, Edmundo Cerda y Diego Menanteaux, alumni de Arquitectura, Diseño, Ingeniería Comercial e Ingeniería Civil Industrial, respectivamente, crearon Mila, una innovadora cápsula de miel que se caracteriza por ser práctica, transportable y de fácil uso. “Nosotros buscamos la manera de poder hacer que la miel sea un endulzante limpio y dosificable, por eso creamos este formato pequeño, transportable, dócil y fácil de manipular”, argumentaron.

Mila nació tras un cuidadoso estudio de problemas relacionados con temas sobre ‘agricultura’, llegando finalmente al mal uso de la miel. “La miel tiene muchas propiedades saludables para las personas, sin embargo, creemos que no es tan masiva como podría ser”, comenzó diciendo Prieto.

A esto agregó que “vimos la oportunidad de potenciar su uso. Comenzamos a investigar y nos dimos cuenta que había varios factores que desmotivaban su uso, por ejemplo, que es pegote, que es difícil de limpiar, a veces se pone dura, no se sabe cuánto hay que consumir, entre otros”.

De esta forma decidieron crear una solución para esta problemática: Mila. “El producto final fueron unas cápsulas que hicimos con agar (sustancia gelatinosa a base de algas). Vienen en un paquete tubular con dosificador con 12 de ellas -lo que sería lo aproximado que una persona utilizaría en una semana en miel-. El packing es súper cómodo, pequeño y muy fácil de transportar, y uno de sus principales objetivos es que el consumidor no tenga contacto directo con la cápsula de miel”, comentó Consuelo.

Actualmente, las alumni quieren mejorar la fórmula y seguir avanzando en su producto, ya que a pesar de que lograron una cápsula que cumplía sus objetivos principales, ésta se demoraba alrededor de dos minutos en disolverse.

“La miel es un súper alimento porque es natural, ayuda al resfrío y tiene muchos anticuerpos, y el alga (agar) también lo era. Entonces esta cápsula es súper poderosa y también endulza, pero el único problema es que no se disuelve a la velocidad que queremos. Ahora se demora dos minutos con el agua hirviendo”, aseguró Josefina.

En cuanto a su experiencia en el dLab, ambas coincidieron en que el programa las ayudó a ser más tolerantes, a trabajar en equipo y a aprender sobre el trabajo interdisciplinario.

“Me di cuenta que en verdad uno puede lograr lo que quiere hacer, pero hay que tener ganas y saber hacerlo. El dLab te enseña a ordenar tus ideas, cómo poder llegar a crear un producto desde una idea tan chiquitita hasta el producto final. Es un proceso largo, pero si uno quiere hacerlo, se puede”, finalizaron.