Noticias

Daniela Provoste y su emprendimiento que promueve una correcta alimentación

La egresada de Nutrición y Dietética comentó a #HistoriasUDD cómo promueve el consumo de alimentos 100% sanos, libres de aditivos y preservantes, a través de su emprendimiento.

#HistoriasUDD

Tras egresar de la carrera de Nutrición y Dietética en la Universidad del Desarrollo, sede Concepción, Daniela Provoste decidió crear un blog por Instagram llamado @vitamin.food, a través del cual entregaba tips, datos y recetas para comer sano. Al poco tiempo, y a raíz del éxito que alcanzó en redes sociales, Daniela se atrevió a emprender y creó Mongen, una empresa -en vías de formalización- cuyo objetivo es vender productos naturales y libres de aditivos con el fin de promover una correcta alimentación.

¿Qué te motivó a emprender?

Una de las razones fue el enfoque que le quería dar a la profesión. Si bien existen áreas establecidas para trabajar en grandes empresas, hay campos que aún no han sido explotados en su totalidad. Me gustaría ser un aporte para la región y cambiar un poco los estilos de vida de las personas, que sean un poco más saludables. La gente busca cercanía y yo trato de enseñarles, en términos muy sencillos, cuál es la mejor elección a la hora de comer.

¿Qué te hizo dar el salto de @Vitamin.food a Mongen?

Me di cuenta que los penquistas se están preocupando cada vez más por su alimentación pero no hay lugares donde encontrar todos los productos saludables necesarios para cocinar, como en Santiago.  Cuando quería cocinar alguna de mis recetas, tenía que recorrer toda la ciudad y la misma gente me escribía preguntándome dónde compraba los ingredientes de mis preparaciones porque muchas veces no los encontraban en el supermercado. Ahí me di cuenta que algo debía hacer y decidí embarcarme con Mongen, cuyo nombre proviene del mapudungun vivir, sanar.

¿Cuál es el producto estrella de Mongen?

Una de nuestras estrellas son los jugos prensados en frío. Para su elaboración se usa una tecnología diferente a la utilizada en el resto de los jugos comercializados en la región. La máquina con que se preparan funciona a base de una prensa y no de cuchillos como lo es una juguera normal, por lo que sus propiedades se mantienen casi en su totalidad. Además la prensa minimiza la exposición al oxígeno, otorgando mayor vida a los productos que no contienen agua, azúcar ni endulzantes. Esto nos permite embotellar los beneficios de casi 1.5 kg de frutas y verduras por botella, lo cual los hace de un valor nutricional enorme.

¿Cómo ves a Mongen en el futuro?

La proyección de Mongen es tener la mayor variedad de productos libres de aditivos, acercar a más productores regionales y tener un lugar físico donde puedas ir y llenarte de toda la magia de la naturaleza y los alimentos. Queremos reivindicar los alimentos naturales como medicina, tal como lo hacían los pueblos originarios desde hace muchos años atrás.

Actualmente, estamos postulando a fondos públicos para ayudarnos con el financiamiento de nuestro proyecto y así poder crecer aún más.

¿Qué rol jugó la UDD en tu emprendimiento?

La UDD me entregó las ganas por emprender y crear algo por mis propios medios. Desde que entramos a la Universidad tenemos ramos sello, como emprendimiento y liderazgo, que te van  incentivando a crear y surgir por ti mismo. Algo que destaco de los alumnos de la Universidad es la proactividad que tienen y cómo buscan cosas donde no las hay, eso es clave a la hora de emprender.

¿Qué consejo le darías a quienes quieren emprender?
Uno de mis principales consejos para los alumnos que es que se atrevan, y que si alguien les dice que no es una buena idea, lo tienen que seguir haciendo. La motivación es clave en este camino, porque empezar es muy difícil, pero con esfuerzo, constancia y mucho, pero mucho trabajo, todo va tomando forma.