Noticias

08.07.2008 |

Periodismo y Gestión de Riesgo de Catástrofes

Durante el encuentro, el panel de invitados reflexionó acerca del rol que cumplen los periodistas en situaciones de desastres naturales, relataron sus experiencias profesionales y analizaron la responsabilidad frente a la ciudadanía al momento de dar a conocer la información.

Lo ocurrido recientemente en los volcanes Chaitén y Llaima, fue el telón de fondo en el que se desarrolló el Seminario “Periodismo y Gestión de Riesgo de Catástrofes”, organizado por el Colegio de Periodistas de Chile y patrocinado por la Universidad del Desarrollo y otras entidades académicas.

El encuentro contó con la presencia del jefe de Prensa de radio Bío Bío, Salvador Schwartzmann, quien relató los sucesos ocurridos en el falso tsunami de Concepción; Alejandro Caroca, periodista y Coordinador Regional de Teletrece Concepción, que se refirió a la cobertura de la erupción del volcán Llaima; Bernardo Riquelme, director y locutor de Radio Chaitén; y Luis Yánez, director del programa de TV Destellos.

También formó parte del panel de expositores la Directora de la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI), Carmen Fernández, quien -en su calidad de periodista y experta en manejo comunicacional de crisis- recalcó que el Periodismo es una herramienta fundamental para resolver las dudas que surgen entre los afectados por una catástrofe. Sin embargo, señaló que “muchas veces los medios de comunicación no le toman el peso a la responsabilidad que tienen sobre sus hombros cuando informan, actúan desde la ignorancia y en vez de reducir la incertidumbre de las personas la aumentan e incluso las alarman”.

Además, manifestó que le gustaría que existiera cobertura de este tipo de fenómenos naturales no tan sólo cuando se producen. “No hay espacio para poder conversar de este tema cuando no tenemos el desastre al frente, porque lamentablemente la prevención no vende pero las catástrofes sí”. En ese sentido, Salvador Schwartzmann y Alejandro Caroca concordaron en que “lamentablemente son las reglas del juego, pero que en los momentos decisivos la contribución de los medios es innegable y ‘el actuar desde la ignorancia’ se trata sólo de casos aislados”.

Otro de los puntos que recalcó la Directora Nacional de la Onemi fue la importancia de que las propias comunidades afectadas colaboren ante una emergencia. Sostuvo que actitudes como la del locutor de radio Chaitén -uno de los últimos en partir de la zona- no son recomendables, pues es correr un riesgo totalmente innecesario.
 
Por su parte, Bernardo Riquelme reconoció que permaneció más tiempo del debido en la zona, pero que lo más importante para él en ese momento fue seguir transmitiendo hasta que no quedara nadie en la ciudad. “Nunca creí que la erupción del volcán fuera a desatarse en forma definitiva, porque la información que nos llegaba era confusa, la gente de la Onemi que estaba en la zona nos decía una cosa y por los medios llegaban otra distinta”, dijo.
 
Al respecto, Carmen Fernández dijo que se está trabajando arduamente en el aumento de la coordinación entre la Onemi y los medios. “Sabemos que la gente requiere certezas, pero lamentablemente no podemos darlas, sólo decir que haremos todo lo posible por dar la mejor protección. La información pública ayuda a reducir la incertidumbre en la comunidad, por eso no decimos aquello de lo que no tenemos certeza”, recalcó.

Finalmente, la Directora Nacional de la Onemi anunció que está comenzando la dotación de más personal en la Octava Región, considerando que esta zona pasó de no tener a nadie a contar con tres funcionarios, cifra que podría aumentar a diez en unos años más. Aclaró que se trata de un proceso y que “no se puede pretender modificar esto en tan poco tiempo”.

El encuentro concluyó con la exposición del periodista y conductor del programa Destellos, Luis Yánez, quien relató el trabajo que realizó ese equipo periodístico para educar a la comunidad en cuanto a las medidas de prevención que se deben tomar ante un eventual tsunami en la zona.