Noticias

19.08.2008 |

Alejandro Navas: la TV y su efecto narcótico

El destacado académico de la Universidad de Navarra expuso ante los alumnos de Periodismo su mirada crítica de la televisión actual.

“Una población que dedica 3 horas y media al día a ver TV es una población narcotizada, hipnotizada, que no critica ni reacciona ante lo que le muestra la pantalla”. Así retrata Alejandro Navas, ex decano de la Facultad de Comunicación de Navarra, la situación que hoy viven los telespectadores en nuestro país y en todo el mundo.

“La tendencia actual de la televisión es hacia la basura, hacia una TV que muestra la mayor cantidad de morbo y sangre” señaló Navas, en el encuentro que sostuvo con los alumnos de la Escuela de Periodismo UDD denominado “¿Tenemos la TV que merecemos?”

Según el académico, director del Departamento de Comunicación Pública de la Universidad de Navarra, la competencia entre los canales por captar audiencia es cada vez más dura, lo que obliga a adaptar los contenidos al gusto del telespectador. “La TV da lo que pide el público”, explicó, señalando que este mercado competitivo es el responsable de la actual tendencia de la TV al sensacionalismo. “Y la audiencia es corresponsable ya que nadie está obligado a ver la TV”, indicó.

Según Navas, la salida está en que la gente le exija mayor calidad a los medios públicos, que éstos atiendan las demandas que no atienden los privados. “Tenemos que hacer presión para que los canales públicos cumplan con sus fines, por ejemplo, atender a la cultura y el debate político”, dijo el español.

La pasividad de la gente es un tema que le preocupa: “Esta pasividad se rompe si uno se atreve a leer, a pensar, a ejercer mi libertad… Leer es la clave para salvarse”.
También hizo un llamado a denunciar el problema que enfrenta la televisión de hoy y a promover iniciativas positivas, no sólo criticar lo que tenemos.

Alejandro Navas es Doctor en Filosofía y Letras y actualmente imparte clases de Opinión Pública y Sociología General en la Universidad de Navarra, donde fue decano de la Facultad de Comunicación entre los años 1990 y 1996. Es miembro del comité académico internacional del programa de doctorado de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Austral de Buenos Aires (Argentina) y ha impartido clases en algunos magíster que se dictan en nuestro país.