Noticias

Fiesta de pacientes de Fonoaudiología 2011

El encuentro se realizó el pasado 2 de octubre y estuvo dedicado a don Ernesto Silva B., quien era un asiduo participante a esta celebración.

 

“Esto hay que vivirlo para entenderlo y ahora que lo he vivido, entiendo el porqué a Ernesto le gustaba tanto venir”.

 De esta forma, Federico Valdés, rector de la Universidad del Desarrollo dio inicio a la Fiesta de Pacientes 2011, organizada por la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad del Desarrollo y la Unidad de Tratamiento del Ataque Cerebrovascular (UTAC) de la Clínica Alemana de Santiago.

El encuentro —que se realizó el pasado 2 de octubre— estuvo dedicado a la memoria de don Ernesto Silva Bafalluy, quien era un entusiasta participante de esta fiesta, y contó con la participación de su viuda, Cristina Méndez, en compañía de su hijo Ernesto Silva M. y toda su familia.

Asimismo, Federico Valdés, quien asistió acompañado de tres de sus hijas, relató su experiencia personal de rehabilitación y la templanza que pudo observar en otros pacientes. 

La directora de Fonoaudiología, Angélica López, destacó la entusiasta participación de 39 alumnos de primer año de la carrera, junto con dos alumnos de quinto año de Kinesiología, una de estudiante de Odontología y una de Psicología.

“Una vez más se logró el objetivo que es entregar una gran instancia de compañerismo y apoyo a nuestros pacientes, donde además de transmitir energía y buenas vibras, se les da un apoyo a quienes están iniciando su rehabilitación, ya que el escuchar los testimonios esperanzadores de quienes ya han vivido estas etapas, los llena de optimismo y ganas de seguir luchando, entregando apoyo y muchísimo cariño”, destacó López.

En representación de los alumnos, Romina Samaniego, Javiera Sepúlveda y Rosario Torrealba agradecieron a los pacientes, ya que el permitirles presenciar sus terapias en la clínica, para ellos es una oportunidad para crecer como personas y estudiantes.

Además, estuvieron presentes dos estudiantes de Fonoaudiología de Concepción, Nicole Almeida y Consuelo Sepúlveda, quienes viajaron especialmente para estar junto a los pacientes, a quienes conocieron durante su estadía de habilitación profesional.