Noticias

Nutrición realizó seminario por el Día Mundial de la Alimentación

Destacados profesionales internacionales, abordaron temas como la desnutrición y pobreza, y el efecto de los probióticos en el cerebro.

El Día Mundial de la Alimentación fue proclamado en 1979 por la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el objetivo de concientizar a las poblaciones sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza.

En el marco de este día, la carrera de Nutrición y Dietética, de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo, organizó su propia conmemoración el pasado viernes 21 de octubre. En la oportunidad, presentaron dos expertos en esta materia con una destacada carrera profesional.

El primero de ellos, Israel Ríos, nutricionista panameño y miembro del programa de Naciones Unidas: World Food, habló sobre el problema de desnutrición y pobreza que se vive en nuestro continente.

Además, invitó a los futuros colegas a no estar indiferentes a la realidad de nuestros países vecinos. Comentó que “si bien es cierto, Chile tiene mejores indicadores de nutrición, en otros países no sucede así  Aun se pude observar desnutrición crónica,  y es en este punto donde podemos aportar con nuestro conocimiento.”

La segunda conferencia, estuvo a cargo de Javier Bravo,  bioquímico de University College Cork de Irlanda, quien habló acerca del eje intestino-cerebro. En su presentación, el doctor mostró su investigación sobre los efectos de los probióticos y cómo influyen éstos desde el intestino al cerebro. Bravo  realizó esta investigación junto al profesor John Cryan, en el Alimentary Pharmabiotic Centre en la University College de Cork, con colaboradores del Brain-Body Institute en la McMaster University de Canadá.

Los resultados del estudio demostraron que ratones alimentados con lactobacillus rhamnosus tenían una reducción significativa del estrés, ansiedad y depresión, en comparación a ratones alimentados sólo con caldo.

Con esta conclusión se abre un nuevo campo dentro del ámbito de la nutrición, que se entrelaza profundamente con el área de la psiquiatría, pues se desprende que ciertos organismos probióticos pueden llegar a ser útiles como ayuda en terapias de estrés, relacionados con trastornos psiquiátricos.

Las exposiciones finalizaron con rondas de preguntas de las alumnas y docentes que asistieron a la jornada del Día Mundial de la Alimentación.