Noticias

Fernando Paulsen se reunió con alumnos de Periodismo

El reciente ganador del Premio Embotelladora Andina se refirió a los desafíos que enfrenta la profesión ante un mundo tecnologizado, donde todos pueden ser periodistas.

“El periodista dejó de ser un medio que comunica lo que está pasando (…) la figura del reportero ya no es viable. Hoy la información la encontramos en todas partes, y la tecnología ayuda a que la gente se informe horizontalmente y no de manera vertical, como antes”. Es la opinión del destacado periodista Fernando Paulsen, Premio Embotelladora Andina 2012, quien se reunió con los alumnos de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Desarrollo para conversar sobre el escenario en que se encuentra hoy la profesión.

En la actividad, moderada por  la directora de Periodismo UDD, Loreto Daza, Paulsen aconsejó a los alumnos que hay cuatro herramientas que deberían manejar para desempeñarse bien en la profesión: Manejar las estadísticas, para saber leer encuestas y datos duros; tomar cursos sobre comportamiento irracional; saber historia; y saber cómo funciona nuestro país y estructura en todo ámbito.

También, el actual panelista del programa “Tolerancia Cero” de Chilevisión y conductor del programa “La Prueba de ADN”, en ADN Radio Chile, criticó la ignorancia de algunos periodistas que, en su opinión, se han transformado en “sacadores de cuñas”.

“Nos falta informarnos y averiguar más. Por ejemplo, en Estados Unidos son muy buenos para manejar correctamente los datos y le dan más importancia a esto, mientras que en Chile, nosotros otorgamos más importancia a la opinión”, explicó Paulsen.

Respecto al tema de la objetividad periodística, el ex director de La Tercera indicó que “ésta no existe ya que el ser humano que reportea la información no es objetivo. Todo condiciona un hecho, y yo puedo tener otro ángulo distinto que el de otro profesional”.

Finalmente, comentó que “el Periodismo es muy pasional y el estímulo cambia diariamente, lo que no ocurre con un empleado bancario. Es una profesión que si se hace bien, cuesta mucho aburrirse de ella…”, concluyó Paulsen.