Noticias

Desarrollar investigación que pueda transferir sus resultados a la práctica clínica es el objetivo principal del Centro de Medicina Regenerativa de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo. En este contexto, se han realizado diversas investigaciones con células madre mesenquimáticas, MSCs (por su sigla en inglés)-  orientadas a  determinar cómo su uso puede ayudar a superar algunas patologías crónicas, tales como el alcoholismo.

Se sabe que el consumo permanente de alcohol, tanto en humanos como en animales, produce problemas de inflamación cerebral, lo que lleva a que se modifiquen sus niveles de neurotransmisores, recordándoles cuánto les gusta beber, con sólo ver una botella u oler el alcohol.

En este contexto, tras investigar durante varios años y realizar pruebas en ratas consumidoras de alcohol, los directores del CMR Marcelo y Fernando Ezquer, junto a un equipo de científicos de la Universidad de Chile, concluyeron que la administración de células madre resultó ser efectiva para combatir trastornos relacionados con el consumo crónico de alcohol en estos animales, lo que se explicaría en el efecto antiinflamatorio que producen estas células en el cerebro.

Los primeros experimentos consistieron en administrar una única inyección de MSCs en el líquido cefalorraquídeo de ratas que habían estado bebiendo alcohol durante 17 semanas, el resultado fue que las MSCs inhibieron el consumo crónico de alcohol en un 70%. Estudios recientes demostraron que una inyección con estas células, suministrada por vía intravenosa directamente en la sangre, puede reducir en hasta 90% el consumo de alcohol.

Según explicaron los especialistas, los resultados en ratas podrían extrapolarse al ser humano, razón por la cual la etapa siguiente de la investigación es transferir el conocimiento a alguna empresa farmacéuticas o laboratorios de biotecnología con el objeto de desarrollar un biofármaco y realizar los estudios clínicos en personas.