Noticias

“Beanis”: snack saludable de poroto chileno para niños

Para crear conciencia sobre la alimentación saludable en niños y padres, los alumni UDD decidieron crear un producto rico en energía, proteína y fibra. Conoce esta Historia UDD.

#HistoriasUDD

Michele Olivier y Juan Pablo Valenzuela se adjudicaron el segundo lugar de los premios RAIN (Radical Innovation Project Competition) de iCubo UDD gracias a su proyecto ‘Beanis’, un snack saludable para niños preparado con poroto chileno.

El gran aumento de la obesidad en menores de edad, motivó a los alumni de Ingeniería Comercial e Ingeniería Civil Industrial a crear este alimento libre de sellos, libre de gluten, sin azúcar añadida, sin frutos secos y cien por ciento vegano, que se caracteriza por su rico sabor y gran aceptación en niños.

¿Cómo nació la idea?

En el dLab, el foco a desarrollar estaba en la agricultura nacional. Inmediatamente nos pusimos a trabajar con legumbres, investigando primero a los productores chilenos de la Agricultura Familiar Campesina (AFC) con respecto a este cultivo, luego cómo se vendían las legumbres, en qué formato, su forma de consumo habitual, etc. Después de procesar toda la información que obtuvimos mediante una larga investigación, se llegó a la conclusión de que no había otras alternativas de consumo de legumbres más que las tradicionales, y por eso pensamos en crear un snack. Una manera diferente, rica y de consumo rápido para las personas. Además, siempre tuvimos en mente que las legumbres son un alimento muy nutritivo para todos, por lo que nada malo podía salir creando algo nuevo con estas materias primas.

¿Qué los motivó a hacer un producto saludable para niños?

Las tendencias de consumo sobre snack han ido en aumento, al igual que la obesidad infantil. El año 2015 se promulgó la ley 20.606, mejor conocida como “Ley de Sellos”, pero no solo implica que los alimentos sean etiquetados, sino que tampoco se podrán vender productos con sellos en los colegios. El Ministerio de Salud se ha preocupado mucho por el tema de la obesidad, ya que de eso se desencadenan muchas enfermedades, que incluso, pueden llevar a la muerte. Estos vectores fueron claves para determinar qué camino se quería seguir.

¿Cuál es el objetivo de este proyecto?

El principal objetivo del proyecto es ayudar a combatir la obesidad infantil, crear conciencia en los padres y niños sobre la alimentación saludable, no solo en torno a las legumbres, sino en general. La alimentación es fundamental hoy en día y siempre es bueno tener el concepto de saludable desde pequeño, para ser consciente de los beneficios de alimentarse de buena forma, porque los buenos hábitos se forman desde la niñez. Además de esto, los insumos (legumbres) que utilizamos, son de agricultores nacionales, si bien es mucho más barato importarlas, nuestro lazo con el agricultor -que creamos el primer semestre- fue tan fuerte, que decidimos trabajar con ellos, además de que esto dinamiza la agricultura de legumbres en Chile, que ha bajado hace un par de años.

¿Qué ha sido lo más difícil y más gratificante de esta experiencia?

Hemos pasado por altos y bajos, como todos. Crear un producto no es algo fácil como se podría llegar a pensar, hay muchos detalles que pueden llegar a cambiar como el sabor, textura, apariencia, etc. Hemos prototipado muchas veces, las primeras sin éxito, con malos resultados, pero de esto se trata el emprendimiento, fallar y volver a levantarse. Finalmente, ahí está la clave, nunca hemos perdido la fe en el proyecto, y siempre hemos salido adelante, la persistencia es la mayor virtud que debes tener cuando emprendes. Y lo más gratificante es ver que tus cercanos como amigos y familiares te apoyan al cien por ciento con el camino que ambos estamos tomando, porque no es fácil emprender.

¿Cómo los ha apoyado la UDD con su emprendimiento?

La UDD nos ha brindado su apoyo desde que egresamos, comenzando por ofrecernos el “Summer school” de iCubo en el cual participamos, además existen dos fondos concursables en la universidad que sirven para apoyar emprendedores en los cuales ganamos premios. También iCubo y sus trabajadores han apoyado en asesorar y guiar este proceso, sobre todo por el curso dLab.

Asimismo, varias facultades con algunos profesores han ofrecido ayuda, contactos y guía en el proceso. Estamos muy agradecidos de lo que nos ha ofrecido la universidad, ha sido un gran apoyo detrás de todo el proyecto.

¿Cuál fue el principal aprendizaje que les dejó esta experiencia?

Nunca dejamos de aprender, seguimos trabajando para que este emprendimiento se convierta en un grande en el mercado, la principal experiencia es saber moverse y aprender a emprender más que cualquier cosa, aprender a fracasar y también a triunfar. Hemos tenido que enfrentarnos a tener fondos y entender bien cómo optimizar recursos, así como también saber cómo distribuir bien el tiempo.
Si bien no recibimos un sueldo fijo, ni tenemos un horario establecido para hacer un trabajo, creemos que es por un periodo donde se está incubando el éxito a mediano y largo plazo.