Noticias

Sophie Traeger: “No creamos solo peluches de simios, creamos una familia y un vínculo”

‘A la quimio con mi simio’ comenzó como un proyecto de título, pero debido al gran impacto que causó en niños, el emprendimiento creció rápidamente. Conoce esta #HistoriaUDD.

#HistoriasUDD

Sophie Traeger, alumni de Diseño Gráfico, creó ‘A la quimio con mi simio’, un proyecto enfocado a niños con cáncer que tiene como objetivo apoyarlos, acompañarlos, y prepararlos durante el tratamiento.

El emprendimiento, que nació como proyecto de título, consiste en un kit que trae una mochila, un libro con pop-up que explica el tratamiento y sus efectos secundarios, un libro para pintar, una ruleta de emociones con la que el cuidador puede trabajar durante el tratamiento y un simio de peluche.

¿Cómo nace la idea de ‘A la quimio con mi simio’?

Quería hacer mi proyecto de título sobre niños hospitalizados, pero luego me enfoqué en una enfermedad que realmente rompiera sus rutinas y el cáncer era una de ellas.

Investigando me di cuenta que (el cáncer) es la segunda causa de muerte en niños en nuestro país, por lo que comencé a investigar más a fondo, poniéndome en los zapatos de quienes pasan por esto, entrevistándolos y viendo cuáles eran sus necesidades como familia y como niños.

Me di cuenta que para muchos padres la difícil tarea era decirles a sus hijos lo que significa el cáncer, la quimio (tratamiento más utilizados en niños con cáncer) y la pérdida del pelo. Muchas veces ellos eran quienes de manera autónoma debían explicarles a sus hijos todo el proceso, sin saber cuándo, cómo y en qué minuto hacerlo. Es ahí cuando nace ‘A la quimio con mi simio’, con los objetivos de apoyar, acompañar y preparar a quienes están pasando por este proceso.

¿Qué te motivó a crear este kit?

Me interesaba hacer algo que uniera el diseño y que al mismo tiempo ayudara a quienes más lo necesitan. De manera individual he donado mi pelo a niños con cáncer dos veces y, durante el título, acompañé a niños a sus quimios para entender más el proceso. Esto me abrió las puertas a este mundo que muchos no conocen o prefieren no conocer.

¿Qué obstáculos has debido enfrentar con tu proyecto?

La muerte es muy difícil, ver que algunos de mis pequeñitos se van es muy duro. No creamos solo peluches de simios, creamos una familia, un vínculo, lo que hace que duela verlos partir.

¿Qué respuesta has visto en los niños, padres y médicos?

En los niños ha sido increíble, a ellos les llama muchísimo la atención los colores, los pop ups y por sobre todo aman a su simio. Lo hacen parte de sus vidas. Muchas veces, gracias a la imaginación de los pequeñines, van creando la historia de sus propios simios, los bautizan, los visten y personalizan, generando un vínculo más allá con su nuevo amigo.

Hemos logrado que niños se hagan la quimio nuevamente, que los pinchen sin taparse los ojos, que vuelvan a jugar, en pocas palabras, que vuelvan a ser niños y que cuenten con una compañía. Para los padres ha sido tranquilizador, saber qué les pasa a sus hijos, ya que a través de su simio ellos se reflejan, lo que le pasa a su simio les está pasando a ellos, ha sido una gran compañía para sus pequeños y nos ven a nosotros como un apoyo y una familia.

Para los médicos ha sido de gran ayuda para amenizar los procedimientos, explicárselos a los niños, y aplicárselos a los simios antes que a ellos, generando mayor tranquilidad y una gran empatía. Muchas veces no pueden creer que haya alguien que haya pasado por lo mismo que ellos.

¿En qué etapa estás en el desarrollo del proyecto?

Nos encontramos fabricando e imprimiendo los kits para hacer la gira del simio, la que será una entrega a lo largo de Chile con eventos en distintos hospitales, centros y fundaciones. De esta forma, el proyecto no queda centralizado, dando el espacio para que niños de todas las regiones consigan su kit de forma gratuita.

Por otro lado, nuestra fabricación se está efectuando en dos idiomas, con el fin de que se vaya al extranjero. La versión en inglés pensamos distribuirla en Estados Unidos.

¿Cuáles son los desafíos que se vienen ahora?

La entrega a nivel nacional será un gran desafío, ya que será un gran recorrido. Esperamos con ansias de que empiece, para que cada niño pueda ser acompañado por su simio. Al hacer las entregas, seguimos en contacto con ellos para hacer un seguimiento de cada uno. Se nos llena el corazón al ver lo que cada simio genera en nuestros niños

Finalmente, quiero invitarlos a donar, ya que algo tan simple como esto puede cambiar positivamente el tratamiento de ellos. Es una ayuda que no solo contribuirá a un niño en quimio, sino que también a toda su familia.

Página oficial: www.junglestudio.org/