Noticias

29.08.2018 |

Reconocido programa de la OEA sobre transferencia y comercialización de tecnologías se realiza en la UDD

La iniciativa se lleva a cabo por primera vez en el país, y convoca a emprendedores y profesionales de los sectores público, empresarial y académico vinculados a la comercialización de tecnologías.

 

Hoy en día, la visión de investigación está cambiando. Ya no se trata sólo de encontrar respuesta a preguntas que permitan comprender nuestro entorno, sino que la tendencia es transformar el conocimiento en beneficios directos para las personas. Para esto, es fundamental conectar las investigaciones con las necesidades de empresas -grandes, pequeñas y medianas- para así obtener soluciones tecnológicas que realmente permitan impactar la sociedad y las economías emergentes, que es la principal misión de la transferencia tecnológica y donde cumple un papel fundamental en conectar a ambos actores.

En este contexto, y con el objetivo de fomentar la transferencia y comercialización de tecnologías de alto impacto, la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Universidad del Desarrollo, UC Davis Chile, el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (CONACYT), están realizando el “Hub de Comercialización y Transferencia de Tecnología para las Américas: Experiencia  Chile”, actividad que se desarrolla por primera vez en el país -entre el 27 de agosto y el 7 de septiembre-, en el Campus RESB de la Universidad del Desarrollo.

“Con el HUB se genera una plataforma multidireccional que facilita la colaboración entre los líderes y profesionales de la gestión de la comercialización y transferencia de tecnología de las Américas para incidir en el desarrollo de ecosistemas de innovación y emprendimiento sostenibles e inclusivos a nivel local, pero con visión e impacto a nivel global, con la guía de centros y mentores de excelencia”, comentó César Praga, jefe de la Sección de Competitividad, Innovación y Tecnología del Departamento de Desarrollo Económico de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En esta oportunidad, son más de 40 emprendedores y profesionales de trece países miembros de la OEA, pertenecientes a instituciones de los sectores público, empresarial y académico, vinculados a la transferencia y comercialización de tecnologías, los que se dieron cita en el encuentro. Serán dos semanas de entrenamiento y networking con cerca de 35 instructores de alto nivel, mentores y tomadores de decisiones de ecosistemas de innovación y emprendimiento con experiencia práctica en propiedad intelectual, desarrollo, gestión, transferencia y comercialización de tecnología, todo esto con el fin de acelerar proyectos de innovación con alto impacto económico y social y entre los cuales se escogerá un ganador.

“La innovación es un proceso que ocurre en sistemas cuyas redes de colaboración y soporte son diversas y con espíritu emprendedor. Conectar es uno de los principales objetivos que nos proponemos con este programa y tener la oportunidad de mostrar lo que estamos haciendo en el país es algo que también nos llena de orgullo”, explicó Nancy Pérez, directora de Gestión del Conocimiento e Innovación Tecnológica de la Universidad del Desarrollo.

Desde UC Davis Chile, Alan Bennett, director ejecutivo de la institución, añadió que “la idea de este HUB es fortalecer las capacidades de profesionales e institucionales de la región latinoamericana, para actuar en el entorno de la gestión de activos intangibles, transferencia de tecnologías e innovación. Con un enfoque metodológico eminentemente práctico, un destacado grupo de expertos, compartirá buenas prácticas sobre políticas y enfoques para construir en la región un ecosistema más dinámico de negocios tecnológicos”.

Por su parte, Luis Felipe Beltrán, presidente fundador de la Red OTT-México del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste de CONACYT, manifestó que además de la propuesta colaborativa sobre estos temas entre los países de la OEA, a través del HUB “generamos y compartimos experiencias que pueden impactar en la creación de emprendimientos de base científica y tecnológica de la región, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de sus poblaciones”.