Noticias

El informe GEM-Mujer realizado por la UDD reveló que entre 2007/2008 el número de mujeres que decidieron crear su propia empresa subió en 200 mil.

 

Aunque la actividad emprendedora en el país todavía es dominada por hombres – 2 de cada 3 son emprendedores hombres- la participación femenina cada año aumenta de forma importante. De hecho, para 2008 se estima que habrán más de 750 mil mujeres realizando algún tipo de emprendimiento en Chile, reveló la Tercera Versión del Global Entrepreneurship Monitor (GEM Mujer), “Mujeres y Actividad Emprendedora Chile 2007 / 2008”, dado a conocer por la Cámara de Comercio de Santiago en una actividad apoyada por el Programa Chile Emprendedoras.
 
Este informe que contiene los resultados del estado del emprendimiento de las mujeres en el país, es elaborado por la Universidad del Desarrollo y es parte del proyecto GEM Chile, resultado de la alianza entre las Universidades Adolfo Ibáñez y del Desarrollo. Este reporte surge de la iniciativa conjunta del Centro de Estudios Empresariales de la Mujer ( CEEM de la UDD) y Mujeres Empresarias, además contó con el apoyo de el Programa Chile Emprendedoras, ejecutado por la Cámara de Comercio de Santiago con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
 
Los resultados de este estudio fueron dados a conocer en la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) por los co-autores Olga Pizarro, directora del CEEM UDD y José Ernesto Amorós, investigador UDD y coordinador nacional del GEM Chile. Los comentarios estuvieron a cargo del decano de la Facultad de Economía y Negocios de la UDD, Cristián Larroulet y por la Vicepresidenta de la CCS, Verónica González.
 
Perfil de la Mujer Emprendedora
 
A partir de los resultados del GEM, se puede analizar algunos factores como la edad, el estatus laboral, el nivel de educación o el nivel de ingresos y cómo éstos influyen en la actividad emprendedora.
 
La estructura de edad de las mujeres involucradas en actividades emprendedoras en etapas iniciales está mayoritariamente en el rango de 25 a 44 años. No es de extrañar que la edad promedio suba en cuanto a las emprendedoras en negocios o empresas establecidas. Así el promedio de las mujeres emprendedoras en etapa iniciales es de 39,9 años y el de las establecidas de 48,6 años. “Esto se explica porque después de los 40 hay una mayor disponibilidad de tiempo y menores requerimientos familiares, que liberan tiempo para otras actividades”, según explica Olga Pizarro.
 
Con respecto a la educación -factor relevante que suele estar relacionado con la inserción de las mujeres en el mercado laboral-, en Chile la equidad de género en el acceso a ésta ha venido consolidándose en la última década. Una consideración importante es que mientras las mujeres tienen en promedio 11,8 años de escolaridad, los hombres estudian 10,7 años (OIT, 2006).  En Chile, se muestra a través de este informe que las mujeres están cada vez más preparadas, lo que puede tener una incidencia importante en el tipo de negocios o empresas que emprenden o emprenderán a futuro las mujeres.
 
La mayoría de las mujeres emprendedoras tienen niveles medios y medios – bajos de renta y a medida que la actividad emprendedora se perdura como el caso de las empresarias establecidas, hay un mayor porcentaje de mujeres con mayores ingresos. Igualmente hay una relación positiva entre niveles de ingreso y niveles de educación. Si se toma como base que una persona con estudios universitarios gana 100, entonces la persona con estudios técnicos recibirá un 50% aproximado de lo que ganaría si fuese universitario, llegando  aun 16,5% en los que sólo tienen estudios básicos. El 56% de las mujeres emprendedoras en etapas iniciales que manifiestan seguir una oportunidad de negocio tienen alguna educación posterior a la secundaria. Como dato adicional, el 62% de las mujeres emprendedoras en etapas iniciales están casadas o viven en pareja y este indicador sube al 67,5% en emprendedoras establecidas, lo que también nos puede dar indicios del soporte familiar que la actividad emprendedora puede tener en las mujeres.
 
Sobre el GEM Mujer
 
El Reporte Mujeres y Actividad Emprendedora Chile 2006 – 2007 es parte del proyecto general del GEM, que en  nuestro país es el resultado de la alianza realizada entre las Universidades Adolfo Ibáñez y del Desarrollo, quienes en conjunto desarrollaron este proyecto de investigación publicando los Reportes Nacionales desde el año 2005.
 
Este reporte es un aporte adicional para comprender y analizar el fenómeno del emprendimiento de nuestro país, enfocándose a un tópico cada vez más relevante y en franca expansión por todo el mundo: las mujeres emprendedoras. Actualmente, las mujeres son más de un tercio de las personas involucradas en la actividad  emprendedora del mundo.
Los resultados constituyen una valiosa herramienta de comparación entre países. Es por esta razón, que los informes son  utilizados como referente y fuente de información  por una serie de autoridades responsables de diseñar e implementar políticas de apoyo al emprendimiento a lo largo de todo el mundo.