Noticias

Chickpi Hummus, alimento 100% natural y libre de preservantes

Las alumni de Nutrición e Ingeniería Comercial crearon Chickpi Hummus, una preparación que contiene garbanzo, tahini, limón, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta.

#HistoriasUDD

Ignacia Cabrera (Nutrición 2015) y Simone Ducó (Ingeniería Comercial 2014) crearon Chickpi Hummus tras un intercambio en Australia, país en donde el hummus es un básico en su alimentación.

“De vuelta a Chile las dos estábamos sin trabajo y vimos que en los supermercados prácticamente no hay hummus, o una marca a lo más. Entonces empezamos a cocinar en nuestras casas, vendiéndole primero a nuestro círculo cercano. El producto gustó y nos dimos cuenta que esto podía ser un negocio real”, empezaron diciendo.

Fue así como comenzaron su proceso de producción y luego de seis meses tuvieron la receta ideal. “Medimos, probamos e hicimos una y otra vez. También escuchamos a nuestros clientes. Al principio le echábamos mucho ajo, pero ahora bajamos la cantidad y es más amigable, aunque no dejamos de lado la opción de hacer sin ajo, al chileno no le gusta mucho en general”, agregaron.

Los elementos diferenciadores de Chickpi Hummus son sus ingredientes cien por ciento naturales: garbanzo, tahini, limón, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta. Asimismo, ninguno de sus productos contiene preservantes, ni siquiera ácido cítrico para aumentar la conservación. Lo que lo hace un alimento apto para aquellas personas que tienen restricciones en sus dietas, tanto por alergias, intolerancias o bienestar.

“Ignacia es nutricionista y vio una gran oportunidad por el hecho de que el hummus es apto para veganos, celiacos, etc. Entonces también somos una buena opción para personas con restricciones en cuanto a lo que pueden comer”, señaló Simone.

Además, utilizan un innovador sistema de producción para aumentar su vida útil. “Utilizamos la presurización en frío. Para esto, lo llevamos a cámaras hiperbáricas donde se somete a 6.000 bares de presión y se eliminan microorganismos sin la necesidad de hervirlo y perder la frescura del sabor. Gracias a esto Chickpi puede refrigerarse por 2 meses sin problema, manteniendo su sabor, textura y frescura perfectas, sin la adición de preservantes. Es el mismo proceso que living juice utiliza para sus jugos”, contaron.

Actualmente, Simone e Ignacia tienen cuatro diferentes recetas, clásico (sou tradichonal), betarraga (sou power), ají cilantro (sou chileno) y albahaca (sou pesto).

“Clásico porque no puede no estar, es la receta madre; betarraga por los beneficios y el color intenso que este hummus tiene, es muy llamativo; ají cilantro porque es una combinación más chilena y albahaca porque el pesto es de gusto casi universal”, añadieron.

En cuanto al proceso de emprender, la alumni de Ingeniería Comercial dijo que “lo más difícil es emprender sin capital, ir de a poco y no tener todos los recursos para hacer todo lo que a uno se le ocurre”.

La Universidad del Desarrollo también ha tenido un papel esencial en el proyecto de ambas ex alumnas, ya que uno de sus sellos: ‘Emprendimiento’, las incentivó a emprender. Asimismo, les ha entregado apoyo de distintas formas.

“Uno de los sellos de la Universidad es Emprendimiento, y la verdad es que a las dos nos marcó eso. Las dos desde que estábamos estudiando siempre inventábamos qué hacer, cada una en su rubro”, puntualizaron.

A esto agregaron que “la Facultad de Nutrición nos está haciendo un estudio de vida útil en su laboratorio de bramatología, lo que es increíble para nosotras, uno porque hacerlo de forma privada es muy caro y dos porque nos da el respaldo de una institución educacional con prestigio. Además, estuvimos en Incuba UDD y estamos muy agradecidas por todo el aprendizaje y herramientas que nos entregaron”.

Cabe señalar, que Chickpi Hummus actualmente se está vendiendo a través de Instagram o por correo electrónico.

Por último, Ignacia y Simone entregaron consejos a otros alumnos que quieran emprender: “Toda idea es buena, emprender es difícil, pero entretenido. Es sacrificado, sobre todo en el minuto en que uno cree que es mejor tirar la toalla, justo en ese minuto es cuando empiezan a pasar cosas, porque uno le empieza a poner más empeño, al final dejar un emprendimiento de lado es como botar un sueño, por eso nosotras le hemos dado con todo siempre”.