Noticias

TOP-IN: dosificador que da autonomía a adultos mayores con Retinopatía Diabética

Su emprendimiento fue premiado por Desafío Sura ‘Adulto Mayor’ en los Jump Chile 2019 entre más de 600 proyectos de toda Latinoamérica.

#HistoriasUDD

José Martín Jorquera (Ingeniería Comercial), Sebastián Pineda (Ingeniería Civil Industrial), María Alejandra Pesantez (Publicidad) y Fiorenza Caresio (Diseño), son los integrantes de I-HELP y creadores de TOP-IN, un dosificador de jeringas para la insulina –de bajo costo- que tiene como objetivo entregarle autonomía a adultos mayores que padecen retinopastía diabética.

La idea nació en el dLab UDD con la temática de ‘innovación en salud’, donde descubrieron que un gran porcentaje de adultos mayores padecían retinopastía diabética, enfermedad que no les permite inyectarse la medida de insulina indicada por sí mismos.

El caso de un adulto mayor de 75 años con diabetes tipo 2 desde hace 15 años y retinopatía diabética, los marcó e incentivó a crear este emprendimiento, que fue premiado por Desafío Sura en los Jump Chile 2018.

¿Cómo fue el proceso de creación y prototipado?

Fue un proceso muy enriquecedor en la parte técnica y conocimientos fuimos guiados por el profesor Felipe González y nuestro tutor Álvaro Pacull del programa dLab, que nos ayudaron mucho con sus clases y a conocer no solo técnicas de creación de prototipos si no que todos los factores que debemos tomar en cuenta, como lo son los puntos de contacto, viaje de usuario, y el sistema producto que nos ayudó a ver todo lo que implicaba tener un producto, cuál es su entorno y como lo ocuparía el usuario.

¿De qué está hecho su producto?

Hoy en día nuestro producto está hecho con impresión 3-D, pero el producto final va a ser hecho de un material que se adecue a las normas de insumo médico para tener todas las regulaciones de uso de producto con jeringas.

¿Qué fue lo más difícil que vivieron durante la creación de TOP-IN?

El entender el verdadero problema que sufrían nuestros usuarios, entender sus dolores y cómo lo solucionaban hoy en día, La co-creacion fue muy larga ya que debíamos tener en cuenta todo lo que hacía el adulto mayor, que otras complicaciones tenían, como se inyectaban, y mil otros factores que a la hora de diseñar y crear era una gran barrera de tiempo.

¿Cómo ha sido el trabajo interdisciplinario?

El trabajo interdisciplinario ha sido excelente, es increíble poder tener opiniones de distintos puntos de vista, en nuestro caso un ingeniero comercial, una ingeniera civil, una publicista y una diseñadora, ya que nos complementamos en todas las tareas. Existen estudios que hablan sobre el aumento de la productividad a través de trabajos interdisciplinarios y no se equivocan. Creemos profundamente que para crear productos que salgan de lo común y sean innovadores, tiene que existir un grupo interdisciplinario.

¿Cómo ha sido la experiencia de emprender?

Es un mundo de altos y bajos, un mundo difícil, pero lo más importante es muy satisfactorio. Es increíble que los proyectos a los que uno le pone tanto empeño empiecen a dar que hablar en el mundo de la innovación, fue un año bastante agotador y de mucha investigación. Siempre estuvimos buscando poder innovar a un bajo costo y eso lo hizo más difícil aún porque todo lo que uno hace se trasforma en costo, pero creemos que lo estamos logrando y el dia de mañana queremos lograr ser una empresa que hace productos de bajo costo para solucionar problemas mundiales.

¿Cómo los ha ayudado la Universidad con su emprendimiento?

La Universidad ha sido una ayuda impresionante sobre todo el dLab, que ha sido el programa que ha estado con nosotros desde el primer minuto, nos ha apoyado y nos ha guiado en todo este proceso. Sin la ayuda del programa dLab probablemente no podríamos haber desarrollado la innovación.

Además, tienen un grupo de profesionales espectaculares, más que todo el conocimiento que nos aportan, son sus vivencias y la realidad con la que ellos mismos han emprendido. Por otro lado, los que organizan todo lo que tiene que ver con el dLab, son profesionales que jamás nos dejaron en ningún punto y siempre nos reforzaron que somos nosotros los que tenemos que tomar las decisiones y tomar nuestro rumbo.

¿Cómo ven a TOP-IN en un futuro?

Queremos que TOP-IN el día de mañana sea la solución de bajo costo mundial para que todas las personas que tengan problemas de visión y se tengan que inyectar cualquier tipo de medicamento o tomar vía oral, lo puedan hacer con TOP-IN, que no solo sea un producto para la retinopatía diabética, que es lo que hoy estamos investigando.

¿Qué consejos les darían a otros alumnos que quieran emprender?

Que se atrevan, que no tengan miedo a emprender, pero que sí tengan en cuenta que emprender es un camino difícil, que si lo van a tomar no lo abandonen porque algo salió mal, ya que lo que caracteriza a los emprendedores es el poder de resiliencia.