Noticias

Con un auditorio lleno Carolina del Real entregó hoy un potente testimonio de vida, en el marco de una charla de prevención del VIH en el auditorio principal de la sede Ainavillo. La actividad, impulsada por la Oficina de Apoyo, estuvo llena de emotividad, donde la invitada contó su experiencia con el virus del cual es portadora.

La expositora hizo un dinámico repaso por su vida, con abundante gracia escénica, donde contó su juventud, la especial y fuerte relación con su familia, los episodios más oscuros de su haber y sus romances.

La actividad logró cautivar la atención de los asistentes, quienes mantuvieron el lugar lleno hasta el final. Lejos de ser un seminario informativo, la instancia fue una inspiradora narración cargada de humor, con potentes mensajes.

Recalcó la fuerte relación con sus padres y el apoyo fundamental que han sido en su vida. Estuvo siete años sin tener contacto con su madre tras fuertes conflictos familiares, pero luego de estar entre la vida y la muerte, su reflexión es que la familia es una de los elementos más importantes en la vida.

Con su particular personalidad, Carolina logró empatizar y cautivar a la audiencia. Su testimonio busca concientizar a la gente de que el VIH es responsabilidad de todos, nadie esta a salvo, así como eliminar los fuertes estigmas sociales que posee este virus, los que llevan a los portadores al aislamiento, depresión y abandono.

Recalcó fuertemente el rol del autocuidado diciendo que “mucha gente lo ve como un tema lejano, como si fueran ajenos, o que el sida es propio de los drogadictos, homosexuales, gente buena para la noche, pero nadie esta ajeno”.

Luego, del Real compartió en un almuerzo con algunos alumnos de la universidad donde resolvió sus dudas sobre el VIH y el autocuidado.