Hero Image

Noticias

Publicista UDD trabaja con innovadora propuesta para fotografías: las interviene con bordados

 

Con la idea de hacer algo diferente, creativo, que llamara la atención y a la vez fuera compatible con su enfermedad crónica (artritis reumatoide) nace el proyecto ‘Nat Diseño’ de la publicista UDD Natalia Sánchez, el que mezcla dos de sus pasiones: la fotografía y el bordado.

Esta iniciativa consiste en bordar fotografías en blanco y negro, impresas en papel, con hilos de muchos colores, técnica conocida como fotobordado. Sus trabajos preferidos son de personajes conocidos (televisión, arte, música y cine), tribus indígenas y artesanas.

“La idea nace de la necesidad de encontrar ‘un algo’ diferente. Estuve años buscando ese algo, sobre todo por mi enfermedad, que me hacía muy pesado el día a día laboral trabajando como publicista con un horario definido. El estrés es el principal enemigo de esta enfermedad porque la activa e invalida a quien la padece”, explicó Natalia.

 “Y así me tiré a la piscina, creyéndome el cuento, hasta que resultó algo súper bonito y atractivo visualmente que ha gustado mucho. Me empecé a hacer conocida de a poco y logré mi objetivo de emprender con algo que me apasiona y me aleja completamente del estrés”, manifestó la alumni.

Natalia, quien reside en Pucón, vende su arte a través de sus redes sociales (@natdiseno), y pedidos a través de su correo.  Además, continuamente asiste a ferias, como, por ejemplo, MásDeco Market o el ART STGO en el GAM (el próximo se realizará los días 24 y 25 de agosto).

En cuanto a su experiencia como emprendedora, la publicista puntualizó que no ha sido fácil, pero al mismo tiempo sí muy satisfactorio. “Lo más difícil de emprender es el tema monetario primero porque es difícil conseguir dinero para materiales y enmarcaciones; y porque el arte es poco valorado en Chile y la gente pide siempre ‘rebajas’. No obstante, es muy agradable la reacción de las personas al ver mis obras. También ver el resultado de las fotos intervenidas, la creatividad que nace con cada imagen y unos pocos hilos. Y, por último, manejar mis tiempos y hacer algo que me encanta y me apasiona en un cien por ciento”, señaló.

Respecto al rol que jugó la Universidad del Desarrollo en concretar su idea destacó: “Las charlas de emprendedores exitosos, esos speech de los mismos profesores incentivando a inventar/innovar cosas que pudieran ser productos o servicios. Y por, sobre todo, esa malla que me tocó (año de titulación 2009), donde los dos primeros años fueron cruciales para desarrollar y ejercitar la creatividad”, puntualizó.

Finalmente, Natalia entregó un mensaje a otros alumnos que quieran hacer realidad algún emprendimiento, proyecto o idea: “Que se atrevan, que vale cien por ciento la pena. Que nunca dejen de soñar en lo que quieren ser y que todo es posible. Nadie dice que es fácil al principio, pero con esfuerzo, mucha paciencia y dedicación se puede. El fracaso es parte de emprender y no se angustien si las cosas no salen a la primera. Vale la pena pasar por esos tropiezos para que el resultado sea mejor. Creo que es importante sentir cuándo es el momento adecuado porque esas herramientas que uno va aprendiendo y ganando en la vida laboral y como estudiante, son muy necesarias para lo que decidan hacer en el mañana ¡SE PUEDE!”.