Hero Image

Noticias

Plataforma de estandarización, caracterización y calibración de diagnósticos ambientales de aire y agua

Fondequip Equipamiento Mayor busca instalar capacidad científica, cubriendo la necesidad país de contar con una infraestructura de mayor envergadura y alcance, que albergue equipamiento científico sofisticado e innovador que fomente y facilite el desarrollo de la investigación de excelencia en el territorio nacional.

La Facultad de Ingeniería UDD obtuvo la nota máxima y con esto el financiamiento para uno de los tres proyectos adjudicados por el fondo Fondequip Equipamiento Mayor 2020 de ANID en su primera versión. «Platform for standardization, characterization and calibration of environmental air and water diagnoses» es el título de la iniciativa que propone una plataforma para estandarizar, caracterizar y calibrar la disponibilidad de aire y agua.

El proyecto es liderado por el director de Innovación de la Facultad de Ingeniería de la UDD, Camilo Rodríguez-Beltrán, y participan los PhD e investigadores de la misma facultad, Zoe Fleming y Diego Rivera. Cuentan además con la colaboración de la Universidad de Chile, la Universidad de Talca, la Universidad Austral y el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia, además de otras asociaciones e instituciones relacionadas con sustentabilidad y cambio climático.

Esta iniciativa se ejecuta en el contexto de un país con grandes desafíos en el área de los recursos naturales, especialmente en el aire y el agua, en donde parte del problema es la poca data disponible debido al alto costo de los instrumentos de medición.

El proyecto permitirá generar datos más fiables y transparentes que orienten buenas prácticas sobre los instrumentos utilizados para medir los parámetros de aire y agua, lo que proporcionaría una mejor información para la toma de decisiones y políticas públicas, sumamente relevantes en temáticas como cambio climático y la variabilidad climática. Esta plataforma de calibración fomenta además una mayor conciencia sobre el cambio climático por parte de la comunidad, el empoderamiento de los ciudadanos y el aumento de su responsabilidad a través de los datos.

Se establecen dos formas de realizar estas mediciones: una es llevando muestras a un laboratorio, y la segunda, considerando que no hay mediciones que lleguen a lugares tan lejanos, es a través de un “mini laboratorio móvil” que permita ingresar a zonas con gran contaminación, de difícil acceso, y por ende, nunca antes evaluadas. Lo anterior, hace que en esas locaciones no existan registros de base para decretar restricciones que disminuyan la polución.

En el presente, existe un escaso conocimiento del estado de las aguas chilenas y las investigaciones disponibles no se conectan correctamente. Ante esto, este proyecto pretende entregar resultados que permitan comparar, ayudar, sugerir y discutir sobre qué es mejor, o cómo medir varios tipos de contaminación, transformándose en la interfaz entre las contaminaciones de aire y agua. Así, es posible llegar a conclusiones mucho más completas al vincular o cruzar resultados de científicos que estudian un solo elemento.

Esta plataforma podría extenderse a importantes aplicaciones. Por ejemplo, al relacionarlo con la calidad en la agricultura, es necesario establecer las condiciones de operación en la industria agrícola y los efectos en el medio ambiente que los rodea. Este tipo de tecnología permite obtener un monitoreo y observación sobre estos efectos, lo que significa un impacto muy positivo para la resiliencia del cambio climático.

Las nuevas tecnologías disponibles permiten generar un mejor alcance, que hace de esta plataforma un instrumento confiable, que estandariza y calibra análisis con información fidedigna, permitiendo contribuir en la toma de decisiones en el sector público y privado, en la sociedad y entregando datos que puedan fortalecer a diversas investigaciones.

Más información del proyecto aquí.